¿A que nos quitan lo bailao?

Este lunes, en el Foro Cinco Días, el secretario de Estado de Economía dijo que, a pesar de la grave crisis económica y el mucho trabajo, está a gusto en su puesto. También quedó en el aire que a muchos de los presentes, entre ellos un buen número de economistas, les encantaría estar en el cargo de José Manuel Campa, pese a los duros tiempos que vive la economía. El economista asturiano se mostró optimista/realista en su análisis y remató la jugada sobre su actual estancia en la secretaría de Estado diciendo que en castellano tenemos una frase muy oportuna para estos casos: "Que me quiten lo bailao".

Lo bailao es, por ahora, mucho trabajo, decisiones difíciles y medidas tan impopulares como necesarias, lo que hace más difícil tomarlas. Y todo ello adobado con duras críticas de muchos salpimentadas con alguna que otra mentira. Pero al oír a Campa me llegó a la memoria aquel antiguo colmo del pesimista que reza: "¿A que nos quitan lo bailao?". Una reciente película lo ha retomado en un pasaje de su guión. Es de esperar que no se cumpla, a pesar de que hay unos cuantos, incluidos periódicos internacionales y alguna agencia de rating, que estarían encantados de quitarnos hasta lo bailao.

Normas
Entra en El País para participar