"Mucho acuerdo y algún desacuerdo"

El Pacto de Toledo acaba el informe de recomendaciones

La Comisión del Pacto de Toledo concluyó hoy su informe de recomendaciones sobre la reforma de las pensiones, con "mucho acuerdo y algún desacuerdo", informó el presidente de la comisión, Juan Morano.

Así lo dijo tras valorar el "esfuerzo" realizado por todos los grupos parlamentarios para cerrar las cerca de 20 recomendaciones del documento que pasarán a debatirse y votarse en la Comisión de Seguimiento del Pacto de Toledo el día 29, con la previsión de que posteriormente el informe llegue al pleno del Congreso el 25 de enero.

Sin embargo el diputado del PP Tomás Burgos ha anunciado que pese a que votará en conjunto a favor del dictamen de recomendaciones no descarta presentar un voto particular al no concretarse que la edad legal de jubilación debe ser los 65 años.

También el portavoz del PNV en la comisión, Emilio Olabarría, explicó que durante el debate en comisión los partidos todavía intentarán "aproximar" posturas sobre el desacuerdo que han plasmado en el documento acerca de elevar la edad de jubilación.

Asimismo, Olabarría dijo que su grupo parlamentario "no tiene ningún compromiso" con el Gobierno para votar a favor del proyecto de ley que presente el Ejecutivo ya que sólo asumió su compromiso con los Presupuestos Generales del Estado.

Burgos, por su parte, también lanzó una advertencia al Ejecutivo para que "ahora que hay tiempo, no fuerce un choque de trenes entre el Parlamento, el Pacto de Toledo y el Gobierno", por lo que le instó a que el proyecto de ley responda a las directrices de las recomendaciones parlamentarias.

Aseguró que el texto redactado es "hoy mejor y más equitativo" aunque criticó que constate la inexistencia de un acuerdo sobre la edad de jubilación, por lo que el PP aprovechará la comisión y el debate parlamentario para "matizar" más este punto.

"La edad de jubilación no es cualquier recomendación. La edad mueve todo el sistema de pensiones y el conjunto de las recomendaciones, y es un asunto esencial", puntualizó.

Burgos criticó que durante la elaboración del documento el Pacto de Toledo haya corrido riesgo por las presiones e imprudencias del Gobierno.

Desde CiU el diputado Carles Campuzano fue tajante al aseverar que habrá una "mayoría amplia" en comisión que apoyará la totalidad del conjunto de las recomendaciones y consideró que el Pacto de Toledo "ha salvado" su primera fase.

Pidió un esfuerzo al Ejecutivo para que negocie con los agentes sociales su proyecto de ley, ya que de lo contrario sería un "error", a la vez que le instó a que intente alcanzar un acuerdo "lo más amplio posible" durante su tramitación parlamentaria.

Sobre la elevación de la edad legal de jubilación añadió que CiU "no es partidario de tocarla", sino de facilitar la prolongación de la edad real y reconocer largas carreras de cotización.

"En cualquier caso -dijo- los cambios deberían ser graduales" para que afecten lo menos posible a los miles de ciudadanos que serán pensionistas en los próximos años.

El diputado de IU Gaspar Llamazares anunció que IU, ERC y BNG emitirán un voto de desacuerdo al conjunto del documento y presentarán varios votos particulares sobre la edad de jubilación, la ampliación en el cálculo de las pensiones y sobre la contributividad.

Dijo que se trata de un voto de totalidad a la interpretación que ya ha hecho el Ejecutivo del Pacto de Toledo, que lo ha "menospreciado" al tener su propio calendario y proyecto de ley preparado.

En el mismo sentido, el portavoz de ERC, Joan Tardá, dijo que el proyecto de ley "no debería devaluar lo que tiene de calidad las recomendaciones del pacto".

Por su parte, la portavoz socialista Isabel Lopez i Chamosa indicó que el documento se votará y tendrá "un buen consenso" y destacó, entre otros aspectos, la recomendación cerrada hoy sobre incentivar los sistemas complementarios de empleo (los colectivos), incluyendo un apartado preciso para los trabajadores autónomos.