El grupo reacciona al consejo negativo de la alemana

ACS ofrece 368 millones más por el 72,7% de Hochtief que no controla

La oferta de ACS por el 72,7% de Hochtief que no está en sus manos subió ayer 368 millones. Horas después de que la junta directiva de la germana desaconsejara el canje de ocho títulos españoles por cada cinco alemanes, ACS elevó su puja a nueve acciones propias. Eso valora a Hochtief en 63,8 euros por acción, a precios del cierre de ayer, y a 59,13 euros según los precios marcados en el folleto de la opa, frente a los 52,56 euros del canje inicial.

Acción de Hochtief e inmediata reacción de ACS en la jornada de ayer. El mercado se desayunó con el informe negativo de la junta directiva y junta de supervisión de la constructora alemana contra la oferta sobre el 100% del capital lanzada por ACS el pasado 16 de septiembre. Las opiniones contrarias a la operación son demoledoras y atacan al grupo español en varios frentes.

El primero de ellos el económico. Hochtief, con un capital flotante del 59,2%, recomendó no acudir a una opa que calificó de insuficiente desde el punto de vista financiero (argumento respaldado por informes de Credit Suisse y Deutsche Bank). Horas después del madrugador asesoramiento, ACS puso más carne en el asador. Su oferta pasó de ocho acciones propias por cada cinco de Hochtief, a nueve por los mismos cinco títulos de Hochtief. Una mejora para la que no precisa autorización del regulador alemán BaFin.

El capital de la mayor constructora germana está formado por 77 millones de acciones, de las que el ACS tiene el 27,25% (20,984 millones de títulos). Eso implica que, tras la revisión al alza, ACS debe poner 100,83 millones de acciones propias por el 72,75% que no controla (valorado en 3.681 millones en Bolsa). Ese papel de ACS equivale al 32% de su capital y asciende, según la última cotización, a 3.573 millones. Una cifra 397 millones superior a la que resultaba con el anterior canje a precios de mercado. Revisando el folleto de la oferta, la nueva ecuación de canje eleva en 368 millones la puja de partida. La mejora es del 12,5%.

ACS ofrece una prima del 12,5%, con el nuevo canje, a los accionistas de Hochtief

ACS 30,32 -1,46%

ACS cerró ayer con un descenso del 1,09%, hasta 35,44 euros por título. Hochtief por su parte, se revalorizó un 2,08% y cotiza a 65,72 euros. La última propuesta tasa a la alemana en 4.912 millones, frente a una capitalización de 5.060 millones.

Para encontrar la citada prima del 12,5% hay que acudir al precio de referencia de cada una de las acciones, de ACS y de Hochtief, en la opa. æpermil;ste responde al promedio de las cotizaciones en los tres meses previos al 16 de septiembre, fecha en que se anunció la oferta. En este caso, cada título de ACS marca 32,85 euros y cada unidad de Hochtief vale 52,56 euros. Un precio este último un 21,4% inferior a los 63,8 euros en que ACS tasa a Hochtief en función del nuevo canje y a precios del cierre de ayer.

La española atenderá la ecuación propuesta con títulos en autocartera (el 6%), un compromiso de préstamo de sus socios y la autorización de la junta para ampliar capital.

Ante el cambio de escenario, un portavoz de Hochtief se limitó a recomendar a los accionistas "no tomar ninguna decisión antes de que se actualice nuestra opinión". La germana amplió capital en un 10% la semana pasada, dando entrada a un fondo soberano de Qatar y diluyendo a ACS. En su informe de ayer, Hochtief no descarta nuevos movimientos en el mismo sentido.

Las razones contra el proyecto español

La opinión emitida ayer por las juntas directiva y de supervisión de Hochtief está claramente contra la primera oferta de ACS. A la espera de un nuevo informe, estos son algunos de los argumentos apuntados:

-Credit Suisse y Deutsche Bank, asesores de Hochtief, desaconsejan la operación por tratarse de una oferta con descuento.

-Hochtief espera multiplicar su valor. El beneficio antes de impuestos debe llegar a 1.000 millones en 2011, 2012 y 2013. Será vendiendo, por ejemplo, el área de Concesiones.

-ACS está demasiado focalizada en España, Norteamérica y Suramérica. De sus mercados, a Hochtief, "el grupo más internacional del sector", solo le interesa EE UU.

-La hipotética integración de Hochtief en el grupo español perjudicaría a las filiales Turner y Flatiron en EE UU o Canadá. Estos países impiden que dos empresas del mismo grupo se presenten por separado a los concursos públicos.

-ACS se ha comprometido a mantener la independencia de Hochtief y la cotización en Alemania, pero "ese compromiso puede cambiar en cualquier momento", cita la constructora alemana.

-La imagen de Hochtief ante sus clientes, según la empresa, podría deteriorarse como firma dependiente de ACS.

-La alemana recuerda la integración de Dragados en ACS y dice que hoy la constructora es solo una pequeña parte del conglomerado.

Objetivo

Hochtief cree que la opa está fundamentada en la intención de la española de mejorar sus ratios de deuda con la integración global de la germana. Para ello, ACS debe superar el 50%. De momento, el objetivo mínimo es pasar del 30% que exime a ACS de lanzar nuevas opas.