Nuevo paso adelante del tren veloz

Cuenca y Albacete se unen hoy al club de las 20 ciudades AVE

Los Príncipes de Asturias inauguran el tramo manchego del tren de alta velocidad Madrid-Valencia.

Cuenca y Albacete se unen hoy al club de las 20 ciudades AVE
Cuenca y Albacete se unen hoy al club de las 20 ciudades AVE

Los Príncipes de Asturias presiden hoy la inauguración del tramo manchego en la nueva línea AVE que unirá Madrid con Valencia desde el sábado. Los dos momentos más importantes del acto que arranca de la remodelada estación de Atocha, en la capital de España, coinciden con las paradas en las dos capitales manchegas del recorrido, Cuenca y Albacete. Está prevista la inauguración de sus dos nuevas estaciones, bautizada en el caso de Cuenca con el nombre del pintor filipino Fernando Zóbel. En Albacete, se ha construido una terminal AVE en el complejo ferroviario Los Llanos donde ya se ubicaba la estación antigua.

Con este acto, y a partir de hoy, Cuenca y Albacete entran en el club de las 20 ciudades españolas que ya han podido comprobar en su tejido social y económico las ventajas que reporta estar conectadas con la red del tren veloz en España.

El acto institucional de hoy contará con la presencia de los presidentes de las comunidades autónomas de Madrid, Esperanza Aguirre, y de Castilla-La Mancha, José María Barreda, y del ministro de Fomento, José Blanco.

La línea completa del AVE Madrid-Valencia, en sus 391 kilómetros de longitud, será inaugurada el próximo sábado día 18 por los Reyes, acompañados por el presidente de la Comunidad Valenciana, Francisco Camps.

La puesta en marcha de la nueva infraestructura permitirá viajar entre Madrid y la capital de Levante en un tiempo de 95 minutos. El trayecto hasta Cuenca será cubierto en 40 minutos. La inversión realizada en el tramo entre Madrid, Cuenca y Albacete supera los 3.530 millones. Renfe prevé transportar en 2011 más de 4,5 millones de viajeros en el nuevo corredor, de los que más de tres millones serán aportados por los viajes directos entre las dos ciudades más importantes del recorrido, Madrid y Valencia.

Albacete es uno de los nudos con mayor tradición del ferrocarril convencional en España. La llegada del AVE tendrá un impacto importante y multiplicará por dos, hasta un millón anual, los pasajeros que por este medio llegarán a la ciudad. La expectación que ha creado el acontecimiento tiene algunos puntos de sombra. Si bien la conexión con Madrid y Cuenca se ven muy mejoradas, los beneficios no se trasladan de manera clara al viaje de Albacete hasta Valencia. Pero la llegada del tren veloz trae indudables beneficios a la ciudad. El complejo de Los Llanos, la estación tradicional, acoge una nueva terminal específica para el AVE, que es de nueva planta. El proyecto ha supuesto una inversión de 48 millones, crea 300 puestos de trabajo y quintuplica el espacio en los edificios ferroviarios anteriores. Ofrece 619 plazas de aparcamiento y en su vestíbulo se instalará un gran centro comercial.

La estación de Albacete está equipada con una de las más amplias y modernas salas club con las que la operadora del servicio AVE, Renfe, atiende a los clientes que viajen en su nueva clase de negocios que ha sido bautizada como business para competir con idénticos estándares del sector de la aviación comercial.

Albacete, gracias al AVE, alberga también una nueva instalación, el Centro de Regulación y Control (CRC), desde donde se coordina y se dan las órdenes vía telemática, para controlar cuanto acontece en los casi 400 kilómetros de la nueva infraestructura con excepción de la entrada a la estación de Madrid-Atocha y un tramo anterior que el AVE a Valencia comparte con la conexión andaluza. Dará trabajo a 150 personas y ha movilizado una inversión de 18,5 millones.

El CRC tendrá también a su cargo en el futuro el recorrido que conectará las capitales de Murcia y Almería. El punto nodal del centro está ubicado en una sala de proporciones notables, 400 metros cuadrados, en los cuales se distribuyen 30 puestos múltiples dotados de pantallas de ordenador a los que un sistema inteligente denominado Da Vinci.

Sector turístico

Cuenca será la ciudad intermedia del recorrido que más beneficiará en esta nueva extensión del AVE. Su carácter de urbe eminentemente turística, combinada con las malas conexiones ferroviarias y por carretera que tenía hasta este año, permiten aventurar un crecimiento exponencial de sus visitantes.

La nueva estación Fernando Zóbel, junto con su funcionalidad y estética, destaca porque incorpora sistemas sostenibles con la aplicación de medidas de eficiencia energética, como el uso de paneles solares, ahorro en el consumo de agua y acondicionamiento de la temperatura por el uso calor de la tierra. Medidas que reducen las emisiones de CO2 en 172 toneladas cada año.