Operación dirigida contra el fraude tributario entre las empresas

El estado luso recupera 1.250 millones en la lucha contra el fraude fiscal

La Dirección General de los Impuestos (DGI) de Portugal ha recuperado desde 2008 cerca de 1.250 millones de euros en la operación "rescate fiscal", dirigida contra el fraude tributario entre las empresas.

El Ministerio luso de Finanzas y de Administración Pública comunicó hoy la identificación de 36.230 compañías infractoras que necesitaban regularizar su situación tributaria, lo que equivale a cerca de 70 por ciento de la totalidad de los deudores.

El principal objetivo de "rescate fiscal" fue identificar y sancionar a las empresas que se apropian del pago del IVA de los clientes y de las deducciones tributarias de sus trabajadores.

Durante la operación, que comenzó en agosto de 2008, el número de personal movilizado aumentó en más del 76% y fueron investigados 66.000 actos delictivos.

De acuerdo con la DGI, la construcción de edificios, los transportes, la confección textil y la restauración fueron los sectores con más índice de incumplimiento.