Por su vulnerabilidad a sus necesidades de refinanciación

Moody's pone en revisión la deuda española para su posible rebaja

La agencia de calificación ha puesto en revisión la deuda de España (Aa1) para su posible rebaja por la vulnerabilidad del país a las tensiones que provocan sus necesidades de refinanciación en 2011. La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Economía, Elena Salgado, ha restado importancia a este aviso por parte de Moody's y ha asegurado que "no pone en duda la solvencia de la economía ni de la deuda".

Esta vulnerabilidad ha sido recientemente ampliada por la desconfianza de los mercados. Asimismo Moody's ha tenido en cuenta el posible aumento del ratio de deuda pública por el coste de la recapitalización de los bancos que puede ser superior a lo previsto, bien para poder afrontar el deterioro de activos más altos de lo esperado, o para mantener la confianza de los mercados mayoristas.

También ha influido en esta decisión de posible rebaja la preocupación por la capacidad del Gobierno español para lograr la necesaria mejora sostenible y estructural de las finanzas en general a causa de los límites del control del Ejecutivo sobre las cuentas de las Comunidades Autónomas.

Moody's también ha colocado la calificación Aa1 de Fondo de España de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) en revisión para una posible rebaja, dado que su deuda está "total e incondicionalmente" garantizada por el Gobierno español.

En concreto, Moody's destaca que el Gobierno necesitará captar en 2011 unos 170.000 millones de euros, incluso después de contabilizar los ingresos potenciales por las recientes privatizaciones anunciadas, a los que se sumarían otros 30.000 millones por las necesidades de refinanciación de los gobiernos regionales.

"Además, los bancos españoles, cuya capacidad de financiación depende en parte de la fortuna de la nota soberana de España, tienen que refinanciar en 2011 alrededor de 90.000 millones en deuda", añade.

Por otro lado, Moody's ha valorado también los costes potenciales para el Gobierno del proceso de recapitalización de las cajas de ahorros, que, bajo el escenario base, necesitarían unos 25.000 millones de euros para conservar un ratio Tier 1 del 8%, de los que ya habrían recibido 10.500 millones del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB).

No espera que España necesite un rescate

Pese a esta decisión Moody's no cree que la solvencia de España esté en peligro, y tampoco espera que el Gobierno tenga que recurrir al rescate previsto por la Unión Europea (UE).

Moody's considera que los riesgos mencionados son suficientes para poner la deuda de España en revisión para su posible rebaja, aunque hace hincapié en que ve a España como un como un país "mucho más fuerte" que otros de la zona del euro, lo que determina la puntuación significativamente más alta para el soberano español.

Tres razones por la que amenaza la agencia de calificación

1. Potencial aumento del ratio de la deuda pública: El coste de la recapitalización de los bancos puede ser superior a lo previsto, bien para poder afrontar el deterioro de activos más altos de lo esperado, o para mantener la confianza de los mercados mayoristas.

2. Dudas sobre el control de las autonomías: Crece la preocupación sobre la capacidad del Gobierno para lograr las necesarias mejoras estructurales en las finanzas públicas ante el "limitado control" del Ejecutivo central sobre las cuentas de las administraciones regionales.

3. Sistema financiero: Los costes potenciales para el Gobierno del proceso de recapitalización de las cajas de ahorros, que, bajo el escenario base, necesitarían unos 25.000 millones de euros para conservar un ratio Tier 1 del 8%, de los que ya habrían recibido 10.500 millones del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB).