Aumentó 50 puntos básicos

China endurece el nivel de caja de su banca por tercera vez en un mes

China elevó el viernes en 50 puntos básicos el coeficiente de caja de los bancos chinos, que ya alcanza el 19%, con el objetivo de controlar la inflación.

Según anunció el Banco Popular de China (PBOC, Central) en su web, la nueva subida del coeficiente de caja de los bancos del país -el porcentaje del dinero que una entidad debe mantener en reserva líquida y sin utilizar para préstamos o inversiones- es la sexta en el conjunto del año. La medida entrará en vigor a partir del próximo 20 de diciembre.

Esta nueva subida se conoce un día antes de que se publique el dato del IPC de noviembre.

Oficialmente, el PBOC no dio razones para el aumento del coeficiente, pero en octubre China alcanzó una inflación del 4,4%, récord de los últimos 25 meses, y los analistas estiman que la cifra de noviembre será todavía más alta.

De hecho, se trata de la tercera subida en un mes de esta ratio, después de las vividas los días 10 y 20 de noviembre, mientras que los tipos de interés también se incrementaron en octubre, el primer ascenso desde 2007.

Los expertos consideran que el fin de todas estas operaciones es drenar la economía china del exceso de dinero circulante, después de la segunda inyección de rescate estadounidense, de 600.000 millones de dólares, que está inundando los mercados emergentes con flujos de capital especulativo.

BBVA está presente tanto en Hong Kong como en la China continental a través de su participación del 15% en China Citic Bank (CNCB), mientras que La Caixa posee otro 14,9% en Bank of East Asia. Santander, por su parte, mantiene negociaciones con una firma local para abrir oficinas en el país.

Pujante comercio exterior

La revisión del coeficiente de caja coincide con la publicación de los datos de comercio exterior chino en noviembre, con incrementos récord de más del 34% tanto de las exportaciones como de las importaciones.

Sin embargo, el superávit comercial del país descendió un 15,5% hasta alcanzar los 22.890 millones de dólares (17.281 millones de euros).

La semana pasada, el Partido Comunista de China (PCCh) anunció que la política monetaria del gigante asiático cambiaría en 2011 de la actual definición de "moderadamente abierta" a "prudente".