Apunta que la economía camina hacia "la estabilización"

UBS: el Gobierno español podría aprobar una "significativa" subida de impuestos

El Gobierno podría aprobar una "significativa" subida de impuestos en España, donde la economía se estabiliza progresivamente y escapa de una espiral de recesión, según la firma de análisis de UBS, que sostiene sus previsiones en los últimos datos macroeconómicos.

"Se ha aprobado una subida de impuestos significativa en Portugal y es previsible que se produzca otra en España", dice el informe de UBS sobre recomendaciones de estrategia a los inversores respecto al mercado de la Península Ibérica.

UBS ha recortado su previsión de crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) de España para 2011 desde el 1,4% hasta el 1,1%, y la mantiene para el ejercicio en curso en el 0,3%, pero resalta que la economía española presenta datos que apuntan a "la estabilización".

La firma explica que entre dichos signos de estabilización figuran la producción industrial, que emite señales de expansión, así como el mercado laboral que, pese al fuerte deterioro experimentado hasta elevar la tasa de paro a niveles cercanos al 20%, "ya no arroja indicios de una tendencia alcista".

Por otro lado, UBS subraya que el Gobierno español ha adoptado medidas para alcanzar los objetivos de consolidación fiscal, entre los que figuran la rebaja de los sueldos de los funcionarios en un 5% y de los miembros del Ejecutivo un 15%, así como la congelación de las pensiones, la reducción de subsidios y de la inversión pública en 6.000 millones de euros.

La banca necesita entre 70.000 y 120.000 millones de capital

Además, a su juicio, la banca española necesita entre 70.000 y 120.000 millones de euros para reforzar sus niveles de capital y de provisiones para afrontar pérdidas.

La firma de análisis indica que "aunque las preocupaciones sobre la deuda soberana española se han suavizado, persistirán hasta que el sector financiero reconstruya sus colchones contra impagos y fortalezca el capital.

Concretamente, UBS cifra estas necesidades de capitalización para contar con provisiones que permitan cubrir eventuales impagos entre el 50% y el 60% de los activos problemáticos y recomienda elevar el 'core capital' hasta el 10%.

En teoría, el Gobierno y el mercado deberían ser capaces de afrontar estas necesidades de capitalización, considera la firma, si bien puntualiza que en la práctica todo dependerá de los niveles y disponibilidad de liquidez en los mercados.

A su parecer, la recapitalización del sector bancario es un tema clave para despejar las dudas sobre la capacidad de España de afrontar los pagos de su deuda, ya que ayudaría a recuperar la confianza de los inversores.

El programa de recompra de deuda soberana por parte del Banco Central Europeo (BCE) es una buena noticia que contribuye a calmar el nerviosismo en los mercados, pero no reconduce el problema, centrado en dicha recapitalización bancaria.

En este sentido, UBS estima que a los inversores les preocupa la calidad de activos y el nivel de provisiones de la banca española, así como sus estructuras de financiación, dada la excesiva dependencia de los mercados mayoristas internacionales.

Para elevar la cobertura de los créditos problemáticos al 50% -lo que incluye los morosos, los subestándar y los del sector inmobiliario en el balance de los bancos-, la banca requiere 60.000 millones de euros de provisiones adicionales, indica. Para elevarla al 60% serían necesarios 89.000 millones, añade.