Estados Unidos

Los demócratas bloquean el pacto de Obama para los recortes fiscales

El pacto entre Barack Obama y los republicanos para mantener intactos los recortes de Bush dos años más, a cambio de prestaciones de desempleo y otras medidas de estímulo, corre el riesgo de estancarse en el Congreso. Ayer, los demócratas en la Cámara de Representantes votaron rechazar este pacto "tal y como está escrito". La líder de este grupo, Nancy Pelosi, normalmente muy leal a Obama, dijo firmemente que no puede introducir en la agenda del día la votación del pacto si no hay cambios.

En la Cámara hay muchos reparos no solo al hecho de ampliar los recortes fiscales a los hogares que ingresen anualmente más de 250.000 dólares al año sino que además se critica el pacto para la ventajosa fiscalidad que se concede a las sucesiones. Con el acuerdo firmado por Obama con los conservadores, este impuesto tiene un tipo del 35% y no del 55% al que se subiría automáticamente el 1 de enero y solo se aplicaría a partir de los cinco millones de dólares. La rebelión demócrata significa que de no haber cambios bien en el pacto, bien entre los que ayer dieron su voto contrario, la cámara no votará este año y los impuestos subirán para todos los contribuyentes. En 2011 toman posesión los nuevos legisladores elegidos tras los comicios del 2 de noviembre. La mayoría entonces será republicana y una persona de este partido fijará la agenda.

Pelosi se encuentra así en la difícil situación de tener que enfrentarse a Obama en un momento muy complicado políticamente para ambos. El presidente no ha podido convencer a su propio grupo de que este es el único pacto que ha podido conseguir, pese a su disgusto, para evitar que dos millones de personas pierdan solo en diciembre sus prestaciones de desempleo.

El desencuentro no es necesariamente definitivo. Barney Frank, otro de los legisladores de más poder de la Cámara confiaba ayer en poder llegar a sacar el acuerdo adelante.