Mantiene la perspectiva estable

Fitch rebaja el rating de Irlanda por culpa de la reestructuración del sector bancario

La agencia de calificación crediticia Fitch ha rebajado el rating de Irlanda a largo plazo a BBB+ desde A+. La perspectiva a largo plazo es estable.

La agencia de calificación crediticia Fitch Ratings ha rebajado en tres escalones la nota de solvencia a largo plazo de Irlanda, desde A+ hasta BBB+, con perspectiva estable, como consecuencia de coste adicional que tendrá la reestructuración del sistema bancario del país para la economía irlandesa.

Asimismo, Fitch también ha recortado el rating de la deuda a corto plazo desde F2 a F1, así como las calificaciones de la Agencia Nacional de Gestión de Activos (NAMA por sus siglas en inglés), el vehículo financiero especial creado por el Gobierno para adquirir deuda de las entidades participantes en el programa de ayudas, desde A+ a BBB+ y de F1 a F2.

La agencia señala que para la rebaja de la calificación también ha tenido en cuenta unas previsiones económicas "más débiles" y la incertidumbre que rodea a las perspectivas de la economía irlandesa como resultado de la "reciente intensificación de la crisis financiera".

En su opinión, este hecho ha conllevado una pérdida de acceso a la financiación del mercado a costes asequibles, lo que se traduce a su vez en una menor flexibilidad en la financiación fiscal.