La más beneficiada por las enmiendas presupuestarias

Garmendia logra 48 millones extras para Ciencia e Innovación

Las enmiendas a los Presupuestos del Estado de 2011 han añadido 196 millones a las cuentas de los ministerios. El gran beneficiado es Ciencia, con 48,2 millones, que permitirán que su presupuesto solo baje un 0,77%, el menor recorte entre los 17 departamentos ministeriales.

El fuerte ajuste que han sufrido las cuentas de los ministerios (12.000 millones) como consecuencia del recorte del gasto se ha visto parcialmente aliviado con las enmiendas incorporadas a los Presupuestos en el Congreso. En total se han añadido 196 millones de euros, a través de los se han visto beneficiados el Ministerio de Cultura, con una partida de 49,9 millones, y el de Ciencia e Innovación, con otros 48,2 millones, lo que representa más de la mitad de los fondos añadidos.

Especialmente significativo es el caso del departamento dirigido por Cristina Garmendia, que ha sufrido el menor recorte presupuestario de los 17 ministerios (un 0,77% tras la incorporación de las enmiendas) pese a estar en el ojo del huracán desde que se inicio el debate previo a los presupuestos, en especial por una parte de la comunidad científica, que cuestionaba el fuerte recorte de las ayudas en favor de los créditos.

Los datos parecen contrarrestar esas voces. Finalmente, el Ministerio de Ciencia e Innovación contará con un presupuesto de 5.401 millones, lo que supone una merma de 42 millones, ínfima frente al recorte de los otros ministerios inversores, como Fomento o Medio Ambiente. El más llamativo es el de Fomento, que pese a lograr 27,3 millones en el trámite de enmiendas, ha sufrido un recorte de 4.377 millones, lo que supone un ajuste del 37,8%, el mayor de todos los Ministerios. En la misma línea, el Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Medio Marino contará finalmente con un presupuesto de 2.807 millones, tras incorporar un a partida de 21,1 millones. Esta partida supone una rebaja de 1.400 millones, lo que representa un descenso del 33,2% en tasa interanual.

De los 48,2 millones que se han logrado a través de la sección 31 (el fondo para imprevistos con el que tradicionalmente se negocian los presupuestos), una gran mayoría de los fondos se destina a centros tecnológicos y universidades del País Vasco a través de las 27 enmiendas presentadas conjuntamente por PSOE y PNV. De hecho, más de un 33% de esa partida corresponde a dos ayudas a esa comunidad. La mayor se trata de una partida de 8,8 millones de euros para la construcción de un edificio en el parque científico en la Universidad del País Vasco, seguida por otra de 7 millones para tres proyectos de la Universidad de Deusto en el campus de San Sebastián. En total hay 13 proyectos, un 70% del total, que suman una cifra superior a los 34 millones.

Las otras dos comunidades más beneficiadas son Cataluña, con 12 proyectos en parques tecnológicos, fundaciones y universidades (gracias a las nueve enmiendas presentadas por CiU), que recibirá una cifra cercana a los 5 millones de euros, y Canarias (Coalición Canaria también apoyó las cuentas), con una ayuda de 3 millones.

Quejas de algunas comunidades por el reparto

El reparto de fondos del Ministerio de Ciencia e Innovación muestra una fuerte concentración de las ayudas hacia un conjunto de comunidades autónomas. Entre el País Vasco y Cataluña absorben más del 70% del total, lo que ha provocado el rechazo de algunas regiones al considerarse desplazadas en el reparto de los fondos.

Y la más activa ha sido la Comunidad Valenciana, cuyos dirigentes también se han quejado por el desigual reparto de las subvenciones nominativas incluidas en el capítulo 7 de los Presupuestos Generales del Estado. En las cuentas para 2011 se incluyeron ayudas por valor de 33,8 millones, de los que el 73% se destinó al País Vasco. Desde el departamento que dirige Garmendia justifican esa concentración al incluir ayudas aprobadas en los anteriores presupuestos y que no se pudieron incorporar y por el hecho de que el PNV fue uno de los grupos parlamentarios que apoyó las cuentas del Ejecutivo de cara al próximo ejercicio.

Fuentes del Ejecutivo valenciano acusaron a la ministra de Ciencia e Innovación, Cristina Garmendia, de marginarlos en el conjunto de ayudas directas frente a otras comunidades como el País Vasco, Cataluña y Aragón. "Aquí solo se destinan 72.000 euros para el Instituto Valenciano de Investigaciones Agrarias (IVIA), lo que supone mil veces menos que el País Vasco", remarcaron.

En una respuesta parlamentaria en el Congreso, Garmendia lo justificó el pasado miércoles porque la inmensa mayoría de los fondos del Ministerio para financiar a investigadores y empresarios "se distribuyen por concurrencia competitiva, es decir, en función de la calidad de los proyectos y con independencia de la distribución o la localización del territorio".

La cifra

8,8 millones es el valor de la enmienda de mayor cuantía. Se destinará a un edificio en el parque científico de la Universidad del País Vasco.