El portal recurre a una dirección IP suiza

WikiLeaks acusa a Amazon de mentir sobre la razón de la expulsión de sus servidores

WikiLeaks acusó hoy a Amazon de "mentir" y actuar "cobardemente" tras escuchar los argumentos que ha ofrecido la compañía para justificar la expulsión del portal de sus servidores. Mientras, el Gobierno francés está estudiando cómo evitar que la página web, que asegura ha trasladado su dirección IP a Suiza, esté alojada en servidores de Francia.

WikiLeaks acusó hoy a Amazon de "mentir" y actuar "cobardemente" tras escuchar los argumentos que ha ofrecido su filial Amazon Web Services (AWS) para justificar la expulsión del sitio de internet de sus servidores. AWS señaló que su decisión no fue producto ni de la presión del Gobierno estadounidense ni de los ataques de denegación de servicio (DDOS) que WikiLeaks está sufriendo desde que empezó a revelar 251.000 documentos diplomáticos estadounidenses.

AWS, que alquila servidores para alojar sitios de internet, dijo que "WikiLeaks no estaba cumpliendo" los términos del contrato. En concreto, AWS señaló que el contrato firmado por WikiLeaks establece que el sitio creado por el australiano Julian Assange "garantiza que posee o controla todos los derechos del contenido" de su página. "Está claro que WikiLeaks no posee o controla todos los derechos de este contenido clasificado" afirmo AWS a través de un comunicado.

"Además, no es creíble que el extraordinario volumen de 250.000 documentos clasificados que WikiLeaks está publicando pudiese haber sido redactado de forma cuidadosa como para asegurar que no estaban poniendo vidas inocentes en peligro" añadió AWS.

En respuesta, WikiLeaks dijo hoy en su Twitter que "el comunicado de prensa de Amazon no es acorde a los hechos públicos. Un cosa es ser cobarde. Otra es mentir".

Anteriormente, y también en Twitter, WikiLeaks dijo que "si Amazon está tan incómodo con la primera enmienda, deberían dejar el negocio de vender libros".

Informaciones de prensa han indicado que la expulsión de WikiLeaks de los servidores de Amazon se produjo después de que un asistente del senador estadounidense Joe Lieberman llamase al gigante de internet para preguntar por los servicios que estaba prestando al sitio de Assange. También hoy, otra empresa estadounidense, EveryDNS.net, eliminó el dominio del sitio de Assange lo que imposibilita el acceso a la página a través de la dirección WikiLeaks.org.

Dirección en Suiza

El culebrón sobre Wikileaks no queda ahí. WikiLeaks ha recurrido a una nueva dirección IP en Suiza tras su desalojo en Estados Unidos. æpermil;sta pertenece al Partido Pirata helvético, cuyo presidente, Daniel Simonet, anuncia en su blog su apoyo al fundador de esta organización, Julian Assange.

"Hemos decidido apoyar a WikiLeaks y ofrecer ayuda a su fundador Julian Assange", anunció Simonet en su blog en una entrada fechada ayer, en la que revela que se tomó una pizza con Assange durante la visita que éste hizo a Suiza a principios de noviembre.

La prensa helvética germanófona recoge hoy declaraciones de Simonet en las que señala que este encuentro con el fundador de WikiLeaks duró dos horas y que se debió al interés de Assange por entrar en contacto con las autoridades suizas.

Assange acudió a Ginebra el pasado 4 de noviembre para dar una rueda de prensa en la que anunció su intención de destapar antes de fin de año nuevos documentos secretos que, dijo, "afectan no sólo a EEUU, sino a otros países" también, en alusión a los 250.000 cables diplomáticos de embajadas de Washington que acaban de trascender.

Un día después de esta rueda de prensa, el fundador de WikiLeaks afirmó que estaba "considerando" solicitar asilo político a Suiza por la "larga tradición en defensa de los derechos humanos" de este país.

El dirigente del partido político suizo que ha cedido la IP a WikiLeaks tiene 24 años y cuenta con estudios de Informática en la Universidad de Zúrich.

Acciones del Gobierno francés

En la polémica generada alrededor de WikiLeaks tampoco ha quedado fuera el Gobierno francés. æpermil;ste reconoció ayer que está estudiando la forma de prohibir el alojamiento de los datos del portal de internet Wikileaks en servidores franceses. De acuerdo con una carta del ministro de Industria, Eric Besson, dirigida a los responsables de su departamento, a la que tuvo acceso Reuters este viernes, WikiLeaks ha sido alojada en parte por la compañía francesa OVH, después de que la norteamericana Amazon decidiera ayer jueves retirarle su soporte técnico.

"Les pido que me indiquen, lo antes posible, qué acciones podemos tomar para garantizar que este portal de Internet deja de tener alojamiento en Francia", escribe Besson. "Esta situación es inaceptable, Francia no puede albergar un portal de Internet que viola el secreto de las relaciones diplomáticas y pone a las personas en peligro", añade.