Los bancos optaron por la estrategia contraria

Las cajas impulsan la guerra del pasivo con la mejor rentabilidad por el ahorro en 18 meses

Las cajas de ahorros han hecho una fuerte apuesta en la guerra del pasivo. Estas entidades elevaron en octubre su remuneración media de los depósitos a plazo a hogares hasta el 2,73% desde el 2,45% del mes anterior (un año antes la rentabilidad de estos productos se situaba en el 2,33%). Se trata del tipo de interés más alto ofrecido por estas entidades en los últimos 18 meses -en marzo de 2009 el tipo medio era del 2,8%-. Así, las cajas lograron captar en octubre 29.781 millones de euros en depósitos, un 8% más que el mes anterior, aunque considerablemente menos que si se compara en tasa interanual. En octubre de 2009, las cajas alcanzaron los 43.885 millones de euros.

Los bancos optaron por la estrategia contraria y redujeron la remuneración del pasivo del 3,09 % que habían otorgado en septiembre, al 2,86% un mes más tarde. A pesar de que la rentabilidad sigue siendo mayor que la de las cajas, la captación de ahorro fue un 16% menor que la de éstas y se situó en los 24.974 millones de euros -lo que supone una caída del 19% respecto a un mes antes y del 20,7% si se compara con el mismo mes de año anterior-.

Desde distintas instituciones se ha insistido en los efectos negativos que puede tener a largo plazo este tipo de campañas. BBVA destacó recientemente que esta política puede tener un impacto de 7.000 millones de euros en el conjunto de los ingresos del sector. Además, el BCE calificó de autodestructiva la guerra por captar depósitos que están llevando a cabo las entidades financieras españolas.