Más del 60% se ha colocado entre inversores extranjeros

El Tesoro sube el interés a niveles de 2008 para colocar bonos

El Tesoro ha adjudicado hoy 2.468 millones de euros en bonos a tres años y ha subido el interés marginal al 3,797%, el más alto desde septiembre de 2008 coincidiendo con la quiebra de Lehman Brothers, cuando se fijó en el 4,35%.

El Tesoro Público ha colocado hoy un total de 2.468 millones de euros en bonos a tres años a un tipo de interés marginal del 3,797%, el más alto desde septiembre de 2008 coincidiendo con la quiebra de Lehman Brothers, cuando se fijó en el 4,35%. El organismo esperaba subastar entre 1.750 y 2.750 millones de euros, un volumen de emisión más reducido que en las anteriores operaciones.

La anterior subasta de esta denominación, el 7 de octubre, se saldó con la captación de 3.216 millones de euros, por debajo del importe máximo establecido -4.000 millones de euros- y un interés marginal del 2,550%, por encima del 2,306% anterior.

En la puja de hoy las entidades han solicitado 5.599 millones de euros, muy por encima del importe máximo establecido -2.750 millones-, de los que finalmente se han adjudicado 2.468. Asimismo, el bid to cover ha sido del 2,27 frente al 2,16 anterior. En concreto, más del 60% se ha colocado entre inversores extranjeros.

La última vez que el Tesoro pudo reducir el interés marginal de una emisión de deuda fue el pasado 19 de octubre, antes de confirmarse que Irlanda debía acudir a la Unión Europea en busca de fondos. Ese día, adjudicó 6.400 millones de euros en letras a doce y dieciocho meses y redujo el interés marginal de ambas denominaciones, pero a partir de entonces el Tesoro español no ha dejado de subir los rendimientos de sus emisiones, a causa de las dudas que suscita la capacidad española para hacer frente a sus compromisos.

Fue la propia vicepresidenta segunda, Elena Salgado, la que explicó el pasado viernes que el Tesoro cumplirá con el calendario previsto para 2010, aunque reducirá el volumen de las emisiones de aquí a finales de año, dado que el Estado cuenta con recursos líquidos suficientes para financiar los gastos pendientes.

Además, la Comisión Europea ha vuelto a lanzar sombras sobre la recuperación de España, puesto que prevé que el PIB crezca un 0,7% en 2011, por debajo del 1,3% que pronostica el Gobierno, y, en esta línea, cree que el objetivo de déficit del 6% para 2011 no se cumplirá.

La reacción del Gobierno no se ha hecho esperar. El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha anunciado nuevas medidas para ganar confianza en los mercados, entre las que destacan algunas fiscales para las pequeñas y medianas empresas y la eliminación de la ayuda de 426 euros a los parados sin ingresos.

Sólo tres oportunidades más

Antes de que acabe el año, el Tesoro tendrá sólo tres oportunidades más para superar la desconfianza y demostrar la solvencia de España, con tres subastas en las que previsiblemente volverá a reducir el volumen de las emisiones.

La primera de ellas tendrá lugar el 14 de diciembre, con una emisión de letras a tres y seis meses. Dos días después, el jueves 16, el Tesoro emitirá obligaciones a 10 años con un cupón del 4,85% y con vencimiento a 31 de octubre de 2020.

Finalmente, la entidad dependiente del Ministerio de Economía y Hacienda cerrará el calendario de subastas con una nueva emisión de letras a 3 y 6 meses que tendrá lugar el martes 21 de diciembre.

Una vez finalice el año será el momento de hacer balance. Por ahora, el Gobierno está satisfecho con el resultado de las emisiones realizadas. De hecho, la emisión bruta total en lo que va de 2010 asciende, en estos momentos, a 195.306,9 millones de euros, y la ejecución del programa de financiación se está realizando en línea con lo previsto.