Tras el deterioro de la deuda soberana

Standard & Poor's rebaja el rating a la banca irlandesa

La agencia de calificación crediticia Standard & Poor's ha recortado el 'rating' de varios bancos irlandeses como consecuencia de la rebaja esta semana de la nota de la deuda soberana de Irlanda en dos escalones, desde 'AA-' a 'A', y al considerar que la solvencia de estas entidades "se ha debilitado".

En concreto, S&P ha rebajado en un escalón la calificación de Allied Irish Banks PLC (AIB), de 'BBB+' a 'BBB'; de Bank of Ireland (BOI), de 'A-' a 'BBB+'; y Irish Life & Permanent (IL&P), de 'BBB+' a 'BBB', y en seis el rating de Anglo Irish Bank, de 'BBB' a 'B', situándolo así ya en la categoría de 'bono basura'.

La agencia considera que la solvencia independiente de estas cuatro entidades de propiedad nacional "se ha debilitado". En el caso de Anglo, la agencia justifica su decisión en su opinión de que el Gobierno irlandés podría verse forzado a reconsiderar su actual apoyo a la deuda no garantizada de esta entidad.

Además, recuerda que la débil financiación de estas entidades ha contribuido a que el Gobierno irlandés haya tenido que recurrir al apoyo financiero de la Unión Europea (UE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI). Además, el Ejecutivo irlandés ya ha anunciado que dedicará parte de estos fondos a reestructurar profundamente el sistema bancario irlandés.

Sin embargo, explica que, aunque esta iniciativa podría con el tiempo tener éxito en su intento de acabar con la falta de confianza de los inversores, considera que probablemente será un proceso "lento y largo" para estas entidades el dejar de depender de ese apoyo.

Como consecuencia de la rebaja del rating de la deuda soberana de Irlanda, también ha decido revisar la calificación de los bancos irlandeses de propiedad extranjera. Así, ha reducido en un escalón la nota de Barclays Bank Ireland PLC (BBI), de 'AA-' a 'A+' y ha situado el 'rating' de Ulster Bank Ireland y KBC Bank Ireland en 'A' y 'A-', respectivamente.

En todas los casos, las calificaciones se han situado en proceso de vigilancia con implicaciones negativa, lo que indica que se podrían rebajar aún más en caso de que se reduzca de nuevo la calificación de la deuda soberana del país.

Standard & Poor's recortó el pasado miércoles en dos peldaños la nota de solvencia a largo plazo de la deuda soberana de Irlanda, que pasa a 'A' desde 'AA-', mientras que rebajó a 'A-1' desde 'A-1+' el 'rating' a corto plazo de la deuda irlandesa. Asimismo, la agencia colocó en vigilancia negativa ambas calificaciones, lo que implica el riesgo de nuevos recortes en la nota de solvencia.

La calificadora de riesgos justificó su decisión en su previsión de que el Gobierno irlandés se vea forzado a endeudarse por encima de lo previsto para financiar nuevas inyecciones de capital en el sistema bancario del país.