Petróleo

El crudo Brent baja un 0,45% y se sitúa en 83,96 dólares

El precio del Brent cerró hoy a la baja -un 0,45%- en el mercado de futuros de Londres y se situó en 83,96 dólares, tras conocerse que las perspectivas de crecimiento de Estados Unidos siguen siendo "moderadas".

El petróleo del mar del Norte, de referencia en Europa, para entrega en enero de 2011 acabó la sesión en el Intercontinental Exchange Futures (ICE) 38 centavos por debajo del cierre del viernes, cuando se situó en 84,34 dólares.

El precio máximo negociado hoy fue de 85,45 dólares y el mínimo de 83,11, mientras que el precio para el barril de entrega en febrero fue de 84,11 dólares.

El mercado reaccionó a la baja tras conocer que las perspectivas de crecimiento de la economía de Estados Unidos para 2011 son "moderadas", debido a factores como el alto nivel de la deuda federal, del desempleo y del aumento del precio de las materias primas, según datos de la Encuesta de Profesionales de Pronósticos Económicos (NABE).

Los economistas de ese grupo esperan que 2010 se cierre en EE UU con un crecimiento del producto interior bruto (PIB) del 2,7%, una décima por encima del previsto anteriormente, que se situaba en el 2,6%, el mismo porcentaje que se pronostica para 2011.

"La proyección del 2,6% de crecimiento del PIB para 2011 no se ha modificado", indicaron los expertos, que subrayaron que "es típico que en un proceso de recuperación después de una severa crisis financiera haya una ausencia de repuntes más pronunciados".

Hoy se conoció también que la demanda mundial de petróleo experimentó un "enorme incremento" en el tercer trimestre del año y fue de tres millones de barriles diarios más que en el mismo periodo de 2009, según el último informe mensual del Centro de Estudios Globales de la Energía (GCES).

El informe habla de un incremento de la demanda "sin precedentes en tiempos recientes" y señala que la evolución del mercado entre julio y septiembre pone fin a diez semestres consecutivos de incrementos de las reservas de crudo.

El GCES señala que aunque este aumento, medido en cantidad de envíos desde las refinerías, "es una indicación de que la economía global se está recuperando, no hay ninguna razón para que derive en un incremento de los precios del petróleo".

"Posiblemente, los precios permanecerán estables en torno a su nivel actual en 2011", indica el documento.

El último trimestre en el que las reservas de petróleo descendieron globalmente fue el primero de 2008, meses antes del estallido de la crisis financiera y de la recesión mundial.