Superará la especulación

Sócrates dice que Portugal no necesita ayuda

El primer ministro portugués, José Sócrates, salió hoy en defensa de la economía lusa y pronosticó que superará la crisis sin ayuda y que el rescate de Irlanda frenará la especulación financiera "sin sentido" que padece.

La ayuda europea a Dublín se hace también para estabilizar el euro, subrayó el primer ministro y agregó: "La moneda única es una conquista, no estoy dispuesto a abdicar de ella y lo haré todo para defenderla".

"Portugal no tiene ningún problema en su sistema financiero" insistió el dirigente socialista en declaraciones a los periodistas, en las que aseguró en que Lisboa "resolverá sus propios problemas" y que la situación de su economía está en la media de la UE.

Sócrates manifestó además su confianza en que la ayuda europea a Dublín "calme los mercados y pare la especulación, que no tiene ningún sentido".

Pero la presión sobre la deuda soberana lusa no dejaba de subir en los mercados, donde la prima que la penaliza superaba hoy los 420 puntos base en el caso del bono a diez años, que sirve de referencia.

Con todo, el primer ministro abundó en que no tiene "ninguna duda" de que la confianza regresará a los mercados y en que "Portugal no precisa de ayuda de nadie y va a resolver sus problemas con sus propias decisiones".

El país ibérico sufría un "un nítido efecto de contagio" de la situación irlandesa, admitió, pero no hay "ninguna relación" entre la situación de ambas naciones.

El sistema financiero de Portugal, recordó, fue de los que menos sufrió por la crisis de los dos últimos años, no había burbuja inmobiliaria y su situación presupuestaria no es comparable a la irlandesa.

Este año el déficit público cerrará en el 7,3% (dos puntos menos que en 2009) un nivel inferior al de Francia, Reino Unido, Estados Unidos y Japón además de Grecia e Irlanda, remarcó Sócrates.

La deuda pública, añadió en su defensa de las cifras macroeconómicas lusas, está en línea con la media de la UE y el presupuesto de 2011 reducirá el déficit al 4,6%, por debajo de esa media.

Estas son razones para confiar en la economía portuguesa, sostuvo Sócrates que sentenció: "Nosotros mismos vamos a resolver nuestros problemas".

En relación al rescate de Irlanda y Grecia el dirigente socialista rechazó el concepto de "países ayudados" de la UE como una forma de humillar a estas naciones.

"Esos pueblos estarán a la altura de las circunstancias", añadió al expresar su confianza en la capacidad de los irlandeses y los griegos para honrar sus deudas.

"Nadie va a quedar a deber nada", enfatizó el jefe del Ejecutivo de Portugal, que deberá aportar unos 1.200 millones de euros cuando el mercado le cobra más del 7% de interés a las refinanciaciones del Tesoro luso a diez años.

El primer ministro criticó también que dentro de su país hay quien apuesta por que Lisboa pedirá dinero al Fondo Monetario Internacional (FMI) y contrapuso esos "deseos" con el avance de la economía lusa, que en los primeros nueves meses de este año creció el 1,8%, muy por encima de la previsión gubernamental del 0,7%.

Pese a la crisis financiera, Sócrates, que habló en un acto sobre las inversiones en Ciencia y Tecnología de su país, se comprometió a mantener el apoyo del Estado a ese sector y "preservarlo" de los ajustes de la crisis.

Es una opción para defender la economía, manifestó al defender el aumento del 0,8 al 1,7% del Producto Interno Bruto (PIB) que ha registrado Portugal en inversión científica y tecnológica en los últimos cuatro años de su Gobierno.