Por los cambios de los últimos 18 meses

Londres se replantea las condiciones a BAA (Ferrovial) sobre la venta de aeropuertos

La Comisión de Competencia de Reino Unido va a replantear las condiciones que en marzo de 2009 impuso a BAA, operador británico de aeropuertos controlado por Ferrovial, para que vendiera tres aeródromos con el fin de potenciar la competencia en el sector.

Este organismo atribuye su decisión a los cambios acontecidos en los 18 meses que han transcurrido desde que adoptó su decisión, según indicó en un comunicado.

Para ello, la Comisión de Competencia ha invitado a BAA y el resto de partes implicadas en el proceso a presentar las pruebas que crean convenientes para demostrar que las circunstancias han cambiado, documentos que deberán remitirle antes del próximo 15 de diciembre.

"A la Comisión de Competencia le gustaría considerar si los cambios registrados en los últimos 18 meses pueden supone una causa para replantearse los contenidos de su decisión original", indica este organismo.

Por ello, pide a las partes que prueben si concurren circunstancias desde que se publicó el informe original para cambiar términos del mismo, "como puede ser el del plazo de tiempo que se concedió par la desinversión" (dos años).

Entre los puntos sobre los que, según la Comisión, pueden realizar sugerencias BAA y el resto de partes implicadas, cita la decisión del Gobierno de coalición de cancelar la construcción de una tercera pista en Heathrow y la crisis económica y la actual situación de los mercados financieros, además de cuestiones técnicas como son la posibilidad de separar la gestión de aeropuertos.

La obligación que la Comisión de Competencia impuso a BAA de vender tres aeropuertos está no obstante en suspenso, dado que el grupo la recurrió en los tribunales, dando inicio así a un proceso judicial que aún no ha concluido. Además, el operador vendió en diciembre de 2009 uno de los aeródromos sobre los que pesaba la obligación de venta, el de Londres Gatwick.

Por su parte, BAA aplaudió la decisión de la Comisión de Competencia de solicitar pruebas de que las circunstancias han cambiado desde que adoptó su decisión en marzo de 2009, anunció que, "por supuesto", presentará sus alegaciones en el momento oportuno.

"Es muy importante que (la Comisión) tenga esta consideración teniendo en cuenta cómo ha evolucionado el mercado en este tiempo", añade la empresa británica.