X Encuentro Financiero Internacional de Caja Madrid

La CNMV valora cambiar la normativa sobre operaciones a corto

El vicepresidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores, Fernando Restoy, dijo hoy que es necesaria una nueva normativa sobre operaciones a corto -ventas al descubierto- y sobre préstamo de valores, tal y como se ultima a nivel europeo

Restoy, que hizo estas declaraciones en el X Encuentro Financiero Internacional de Caja Madrid, dijo también que es necesario homogeneizar los procedimientos de liquidación y registro de operaciones, un aspecto en el que ya trabaja la CNMV.

El vicepresidente del supervisor bursátil explicó que la laxitud de los mercados de renta fija y derivados resulta insostenible, y añadió que no se puede aspirar a aumentar el tamaño y la liquidez de estos mercados si no hay requisitos sensatos de transparencia de las transacciones. En este sentido, aclaró que la directiva europea de Mercados e Instrumentos Financieros (MIFID) es la herramienta adecuada para ello.

No obstante, indicó, tampoco el mercado de acciones se libra de problemas, ya que las operaciones en mercados no regulados (OTC) no han dejado de crecer, la mayor parte de ellas mediante "procedimientos opacos tolerados".

Es preciso revisar "el perímetro regulatorio" y ajustar la normativa para que las transacciones opacas sean una excepción, así como corregir aspectos concretos de la operativa de los mercados, como es el caso de la falta de normas comunes en cuanto a la volatilidad de las cotizaciones en los centros de negociación.

En este sentido recordó el fuerte desplome que sufrieron en una sola sesión las bolsas de Estados Unidos, que el 6 de mayo llegaron a caer hasta un 9,17% en pocos minutos, debido a la gran heterogeneidad de sus normas, aunque reconoció que en Europa no estamos a salvo de ese tipo de cosas.

También se refirió al mercado de derivados de crédito, como los seguros de riesgo de impagos o CDS, sobre el que no tiene una visión negativa, dado que es un lugar en el que "se intercambian productos que favorecen las inversiones".

No obstante, explicó que la escasez de oferentes de cobertura genera elevada una percepción del riesgo y un exceso de demanda que propicia la sobrerreacción de las primas de riesgo.

Restoy se mostró partidario de una mayor convergencia entre supervisores europeos, de modo que valoró la entrada en vigor el 1 de enero de la Autoridad Europea de Mercados de Valores como una buena noticia.

Las autoridades europeas tienen limitadas competencias de supervisión, dijo, pero podrán contribuir al desarrollo normativo comunitario y el nuevo consejo europeo de riesgo sistémico analizara "todo lo que pueda contribuir a amenazar la estabilidad del sistema financiero".

Por lo que respecta al sistema de liquidación y registro de operaciones bursátiles, "que en España ha funcionado bien", deberá adaptarse al nuevo entorno, por lo que la CNMV lleva tiempo estudiando, junto con el Banco de España y otras entidades un proyecto de reforma que causará cambios en el ordenamiento jurídico.

La CNMV pondrá a consulta a finales de año un texto en este sentido, con el objeto de adecuar nuestras normas a las del resto de países europeos de modo que las empresas se puedan incorporar a proyectos paneuropeos, pero manteniendo la seguridad jurídica de la que gozan actualmente.