El 9 de noviembre fue del 2%

La producción de electricidad con carbón registra mínimos históricos

Por contraposición al récord de producción de energía eólica de la semana pasada, el carbón se colocó en sus horas más bajas. Así, el día 9 la generación con este combustible solo representó el 2,1% del total, frente al 47% de la eólica, por detrás de cualquier otra tecnología, excepto el fuel.

El pasado día 9 la producción eólica marcó su máximo histórico instantáneo: 14.962 MWh a las 14,46 horas, que representó casi un 47% del total de la generación eléctrica y casi el 66% en todo el régimen especial. Esta situación, reflejada en los datos de REE, coincidió con un mínimo de producción eléctrica con carbón: el 2,1% a esa misma hora.

La evolución de la generación con este combustible no ha sido mucho más halagüeña en lo que va de año, con un peso en la estructura de generación del 8% hasta octubre, según el gestor del sistema eléctrico. Además, casi en su totalidad, esta producción corresponde a las centrales con carbón de importación.

¿Se trata de una situación coyuntural debido a la crisis económica y a circunstancias meteorológicas o de la foto fija de un nuevo mix a tener en cuenta en el futuro? El comportamiento de la demanda de energía, que ha roto todas las previsiones de REE, no justifican la pésima situación del carbón. Frente a la previsión de crecimiento cero de la demanda de energía que REE había anunciado para 2010, y que revisó después al alza, hasta el 1,5%, el saldo final del año podría llegar al 2,5%, según la compañía.

El carbón se enfrenta al empuje de las renovables, que no podrá compensar con un aumento de la demanda de energía

Tal como recordaba hace unos días su presidente, Luis Atienza, la demanda energética es elástica: crece más que el PIB en épocas de expansión y recuperación y cae más que el PIB en la fase de recesión. Por tanto, la mejora del consumo estimado para este año, que ha sorprendido por "su firmeza" a REE, estaría anticipando un comportamiento mejor de la economía.

Este incremento podría haber favorecido al carbón, pero no ha sido así: en octubre de este año sólo un 9% de la electricidad se generó con este mineral, frente al 14% del mismo mes de 2009, ejercicio en que la demanda total se derrumbó hasta el 4%.

Este combustible se enfrenta también a la avalancha de megavatios renovables que se han instalados en España desde finales de 2008 (la potencia eólica instalada es de 18.000 y la fotovoltaica casi 4.000) y, pese a su difícil integración en el sistema eléctrico, que REE dice estar realizando "con éxito", están compitiendo duramente con el carbón. En el caso del nacional, con un stock de 10 millones de toneladas acumuladas desde el inicio de la crisis, la producción ha sido casi nula.

Su futuro depende de las medidas, bloqueadas temporalmente por el Tribunal de Luxemburgo y la Audiencia Nacional, puestas en marcha por el Gobierno para obligar a las eléctricas a consumir el carbón nacional. Estas han recurrido a los tribunales y piden compensaciones para las tecnologías que quedarían fuera del mercado por meter "con calzador," a un recio regulado, el mineral autóctono que no compite.

La eólica no beneficia a la tarifa

Un argumento que usan las empresas de renovables ante las críticas por las primas que reciben es que, dado que su coste variable es cero, tiran hacia abajo de los precios marginales del mercado mayorista de la electricidad. Ciertamente, así ocurrió el día 9 cuando la eólica cubrió hasta el 47% de las necesidades del sistema: el precio medio del pool ese día de 30,20 euros MWh.

Sin embargo, en nada ha beneficiado a los consumidores a tarifa, que pagarán durante el último trimestre 46,94 euros MWh (o 53 euros en horas puntas), ya que son los precios de la subasta Cesur celebrada en septiembre, que marcan la tarifa hasta fin de año aunque el precio del mercado baje. La diferencia tampoco se puede destinar a reducir el déficit, sino que es un margen para las empresas.

Gas y nuclear

Pese al fuerte repunte durante ciertos días de este año de la producción eólica, entre enero y octubre la palma se la han llevado otras dos tecnologías: los ciclos combinados a gas, con un 23% de la cobertura, y la nuclear, con un 22%, según los datos de REE.