Un PIB de 3,967 billones de dólares

Japón, segunda economía mundial de enero a septiembre

El Producto Interior Bruto (PIB) de China superó al de Japón en términos nominales entre julio y septiembre, pero en lo que va de año Japón ha logrado mantenerse, por poco, como segunda economía mundial, según el Gobierno nipón.

De enero a septiembre, el valor del PIB japonés fue de 3,967 billones de dólares frente a 3,947 billones de China, dijo hoy a Efe un portavoz de la Oficina japonesa de Gabinete. Sin embargo, entre julio y septiembre Pekín volvió a superar a Tokio a pesar del fuerte crecimiento registrado en Japón en ese trimestre, con un incremento del 3,9% del PIB en tasa anualizada y de un 0,9% frente al anterior trimestre.

El valor del PIB chino en el tercer trimestre de 2010 fue de 1,415 billones de dólares, frente a 1,372 billones de dólares de Japón, de acuerdo con los datos del Gobierno nipón.

Lo previsible, además, es que en el cuarto trimestre Japón pierda definitivamente su título de segunda economía mundial, pues el Gobierno descuenta una desaceleración a causa de la caída de las exportaciones y del consumo, que se mantuvieron fuertes entre julio y septiembre.

La emergente china creció en el tercer trimestre un 9,6% interanual y se prevé que su PIB aumente este año cerca del 10%, mientras en Japón el ritmo de expansión es mucho más lento.

El Banco de Japón prevé que la economía japonesa crecerá un 2,1% durante este año fiscal, que concluye en marzo de 2011. Hoy, el Gobierno nipón informó de que el Producto Interior Bruto de Japón creció a un ritmo anual del 3,9% entre julio y septiembre y un 0,9% frente al trimestre precedente.

Hasta septiembre estuvieron vigentes en Japón una serie de subsidios gubernamentales para la compra de vehículos con bajas emisiones, lo que parece haber impulsado el consumo privado en el tercer trimestre, cuando creció un 1,1%.

El ministro de Economía, Banri Kaieda, reconoció que el fuerte aumento del PIB entre julio y septiembre se debió al tirón temporal del consumo y consideró que en el actual trimestre la economía nipona se ralentizará por la caída de la producción en Asia y el fin de los subsidios gubernamentales.