Pulido y Goñi se reunieron el miércoles con el supervisor

Cajasol tendrá el mismo peso que CAN en Banca Cívica

Cajasol y Caja Navarra (CAN) tendrán el mismo peso en Banca Cívica, pese a que la entidad andaluza es bastante mayor. Según los primeros cálculos, ambas cajas tendrían una participación del 29%. El martes Cajasol celebra consejo para aprobar la operación.

Cajasol tendrá el mismo peso que CAN en Banca Cívica
Cajasol tendrá el mismo peso que CAN en Banca Cívica

El viernes, Banca Cívica reconoció a la CNMV que mantenía conversaciones con Cajasol para su integración. Este comunicado se produce dos días después de que los responsables de la entidad andaluza, Antonio Pulido, el director general de CAN, Enrique Goñi, y los presidentes de CajaCanarias, Álvaro Arvelo, y de Caja Burgos, José María Arribas, se reunieran con el Banco de España para concretar la operación.

En el encuentro del miércoles, el Banco de España comunicó oficiosamente su aprobación a la unión de Cajasol a Banca Cívica. Lógico, ya que ha sido el propio supervisor el que lleva desde finales de octubre recomendando a la firma sevillana participar en un proceso de fusión.

La entidad que preside Antonio Pulido tiene previsto aprobar la operación en el consejo que celebrará el martes en Guadalajara. De momento, y a falta de que se firme un protocolo de intenciones, el acuerdo pasa por una fusión paritaria entre CAN y Cajasol, explican fuentes conocedoras de las negociaciones. Así, la entidad navarra podría controlar el 29% de Banca Cívica -ahora posee el 41%-, lo mismo que Cajasol, pese a que la primera es más pequeña que la segunda. CAN tiene unos activos de 18.000 millones de euros, frente a los 33.000 millones de la sevillana. El acuerdo alcanzado permite a la entidad sevillana mantener su marca en Andalucía, Castilla La Mancha y Extremadura.

Una de las incógnitas que queda por despejar es el papel que tendrá el fondo de capital riesgo estadounidense JC Flowers, que anunció en julio su intención de entrar en Banca Cívica con una inversión de 450 millones de euros. A esta inyección de capital se le uniría la emisión de participaciones preferentes que lanzará la entidad, por un importe similar, y la salida a Bolsa de un porcentaje del banco cabecera del holding de las ahora cuatro cajas.

La entrada de Cajasol permite a Banca Cívica -que ha cambiado su opinión- pedir unos 1.100 millones de ayudas al FROB, con lo que será la primera caja en aprovechar la prórroga de las ayudas públicas. Por ello, y según varias fuentes, no sería necesaria la incorporación en el capital de JC Flowers para recapitalizar el grupo. En el caso de renegociarse un acuerdo, la participación de JC Flowers llegaría al 15%.

Unicaja busca alianzas para ganar dimensión

El presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, no tuvo más remedio el viernes que manifestar su respeto a la decisión de Cajasol de incorporarse al Sistema Institucional de Protección (SIP) de Banca Cívica. Pese a que a que esta operación termina con el sueño de la Junta de crear un gran caja andaluza, Griñán consideró que esta unión puede garantizar la estabilidad financiera y encabezar un proceso de apertura de Cajasol al exterior. Griñán incidió en que la propuesta que el presidente de Cajasol, Antonio Pulido, va a presentar a los órganos de administración pretende "mantener el domicilio social y de copresidencia", y "por tanto, impulsar la actividad de una caja andaluza fuera de su territorio". El Ejecutivo añadió que el proyecto de creación de una gran caja andaluza se rompió tras la adjudicación de Cajasur a BBK. El presidente de Unicaja, Braulio Medel, no pudo evitar el viernes referirse a la ruptura del proyecto de fusión entre su caja y Cajasol.

En la rueda de prensa posterior a la firma de un convenio entre Unicaja y el Banco Europeo de Inversiones (BEI), Medel aseguró que "no existía ningún proceso de negociación entre las dos entidades". Por ello, considera que "no se ha roto nada porque no había nada". Unicaja pese a ser una de las cajas más saneadas españolas no ha logrado ganar tamaño en esta oleada de fusiones. Medel, no obstante, reconoce que sigue buscando alianzas. "Cuando estén estarán", respondió al ser preguntado sobre las alternativas a Cajasol. Y precisó que la dimensión hay que tenerla presente, pues, "sin duda, bien utilizada puede dar una situación mejor al futuro, y en ello estamos", aunque apuntó que "no tenemos ninguna urgencia".