La histórica distribuidora de cine

La Metro Goldwyn Mayer, en bancarrota

Metro Goldwyn Mayer, la distribuidora de las películas de James Bond y Rocky, se declaró en quiebra en un tribunal federal de Manhattan después de rechazar una oferta de compra hecha por Lions Gate Entertainment Corp. y el multimillonario Carl Icahn.

Logotipo de Metro Goldwyn Mayer
Logotipo de Metro Goldwyn Mayer

El estudio con sede en Los Ángeles, que zozobró tras amontonar deudas para recomprar sus acciones, entabló hoy una petición conforme al Capítulo 11 de la ley de quiebras de Estados Unidos en el Tribunal de Bancarrotas federal. La empresa cuenta con el apoyo de los acreedores para ejecutar un plan anticipado de cancelar deudas por unos 4.000 millones de dólares e instalar gerentes de Spyglass Entertainment Group, los productores de "El sexto sentido". Al igual que la editorial Tribune y la ex automovilística Chrysler LLC, MGM, fundada hace 86 años, se hundió tras acometer una adquisición apalancada.

MGM dijo que es posible que el tribunal apruebe su plan dentro de 30 días. Tras la quiebra, pretende recaudar 500 millones de dólares para actividades, incluso nuevas películas y series de televisión, dijo la compañía.

"Al reducir profundamente la carga de la deuda de MGM y dar acceso a capital nuevo, el plan propuesto de reorganización logra estos objetivos" de mejorar las perspectivas de la compañía, dijo el cojefe ejecutivo Stephen Cooper, quien dirigió Enron Corp. durante el proceso de quiebra de esta.

MGM dijo en su comunicado que los acreedores apoyaron "abrumadoramente" el plan de Spyglass, que canjearía su deuda por la mayoría de las acciones de unos estudios reducidos.

Los mayores acreedores sin aval de MGM son NBC Universal Inc., a la que se le deben 34,6 millones de dólares; Showtime Networks, 25,5 millones; y Rainbow Media Holdings, 22,9 millones, según un documento presentado al tribunal.

En una oferta rival, Lions Gate, con sede en Vancouver, ofreció unos 1.700 millones en acciones y deuda a los acreedores de MGM, lo que representa una participación del 55% en la compañía combinada.

Para ganarse a más acreedores de MGM, Icahn, quien es el mayor accionista de Lions Gate y posee cerca de un 10% de la deuda de MGM, ofreció 53 centavos por dólar por los préstamos prioritarios de MGM, o un 18% más que los 45 centavos que la deuda costaba en el mercado antes de que Lions Gate hiciera la oferta del 12 de octubre.