Quiere ser líder sin discusión en España

Seat se propone duplicar su cuota en los grandes mercados europeos

El fabricante español de automóviles Seat se tiene que "abrir al mundo" y expandirse en los principales mercados fuera de España, según explicó el director comercial, Paul Sevin. Por eso, su intención pasa por duplicar su cuota en los principales mercados europeos, hasta alcanzar el 3% de media, y "ser líderes sin discusión" en España.

Seat se propone duplicar su cuota en los grandes mercados europeos
Seat se propone duplicar su cuota en los grandes mercados europeos

Los planes de expansión del fabricante español de automóviles Seat se miden por cifras. El responsable comercial de la compañía, Paul Sevin, aseguró en declaraciones a CincoDías que convertir a la filial del grupo Volkswagen en una empresa rentable pasa porque la factoría de Martorell -"una de las cinco mejores plantas del mundo", en su opinión- funcione a plena capacidad, con una producción que esté en torno a las 500.000 unidades, y ello implica tener "ambiciosos" planes de ventas en los principales mercados. El primero de ellos, el español.

"En los próximos años necesitamos ser los líderes sin discusión en el mercado doméstico", con una cuota por encima del 10%", explicó el directivo francés. En segundo lugar, en el punto de mira de la firma figuran los principales mercados europeos, aquellos que la compañía conoce como G4 (Alemania, Reino Unido, Francia e Italia). En ellos, su trozo del pastel deberá oscilar entre el 2,5% y el 3%, lo que, según los datos actuales, supondría duplicar de media la cuota.

Para cumplir con estas expectativas, Sevin asegura que la compañía tiene que "estar abierta al futuro, con intención de entrar en todos los segmentos de masa del mercado". De esta manera, explicó, Seat tiene "que abrir la oferta a cualquier edad, y también aumentar las posibilidades de éxito de todos los modelos, incluso del Ibiza", el modelo más vendido de la empresa.

"æpermil;sta es una empresa de España, pero se ha de abrir al mundo"

Sevin advirtió que todos los modelos tienen que incrementar su presencia en el mercado, y destacó la importancia del León, "el centro de la gama". "Ningún constructor en el mundo puede ser fuerte sin serlo en este segmento, y éste es el próximo paso para nosotros", explicó.

La internacionalización, aseguró el ejecutivo, es un paso imprescindible para la compañía, pese al alma de la firma, "cuya historia ha transcurrido paralela a la de España". "Seat es una empresa española, pero pienso que se tiene que abrir hacia el mundo" y tratar de contratar a los mejores profesionales. De hecho, en el último año y medio, Seat ha renovado la práctica totalidad de sus principales directivos, incluido el presidente. "Es una prueba de la apertura de la marca sobre el mundo, con una visión clara del futuro", aseguró Sevin.

El directivo resaltó la importancia de la tecnología en los modelos de la compañía, que hacen que mejore la valoración entre los consumidores europeos. "Antes se podía pensar 'ha comprado un Seat porque no se podía comprar otra cosa'; creo que ahora se puede decir más bien: se ha comprado un Seat porque es la elección correcta".

Modelos que funcionan

Tanto Sevin como el director de Seat en España, Vicente Adrián, destacaron el buen comportamiento que está registrando la berlina Exeo. Según sus datos, este modelo "está funcionando muy bien" en el segmento empresas. Así, en la carrocería Wagon, con los datos a cierre de septiembre, ha ocupado los puestos más altos en ventas. "En la carrocería sedán tenemos más recorrido", reconoció Adrián, quien resaltó que la empresa está trabajando con compañías y organismos oficiales. El Exeo, explicó, acumula ya un crecimiento del 30% en un mercado "que no está creciendo, lo cual es más resaltable". "Somos fuertes en el Ibiza, pero no queremos acabar la gama ahí, más bien todo lo contrario", sentenció.

En este sentido, la compañía presentó durante el pasado Salón Internacional del Automóvil de París el nuevo coche de concepto IBE, que marcará las pautas de diseño que incorporarán futuros modelos de la marca, entre los que se encontrará el nuevo León, y también anticipa lo que será el desarrollo de un nuevo coche eléctrico.

VW ve mejorías en el próximo año

Seat cerró los nueve primeros meses del año con unas pérdidas operativas de 218 millones de euros, lo que supone reducir un 4,38% los números rojos de 228 millones de euros contabilizados en el mismo periodo de 2009 y no logrará beneficio este año pese a haber aplicado un programa de ahorro de costes. Esta semana, el Gobierno catalán aprobó un nuevo ERE temporal en la planta de Martorell para 700 personas. Pese a estos resultados, el director de finanzas de Volkswagen, Hans Dieter Pötsch, aseguró recientemente en una conferencia telefónica respecto a Seat que "la situación podría mejorar notablemente" en un año.

En los nueve primeros meses del ejercicio, la facturación de Seat experimentó un crecimiento del 11,1% hasta septiembre y ascendió a 3.700 millones a causa del alza del 10,6% en las ventas, hasta 260.000 unidades.

Crecimiento

El responsable comercial de Seat, Paul Sevin, estima que para que la compañía sea rentable, Martorell ha de tener una producción de 500.000 unidades.

Seat ha de alcanzar una cuota de mercado de entre el 2,5% y el 3% en Alemania, Reino Unido, Francia e Italia.