Prevé vender seis millones de unidades en 2011

Hyundai desafía a los gigantes occidentales del motor

El grupo coreano, el cuarto fabricante internacional de coches, prevé vender seis millones de unidades en 2011

Hyundai desafía a los gigantes occidentales del motor
Hyundai desafía a los gigantes occidentales del motor

Hyundai trata de ponerse a la altura de los nombre históricos de la industria de la automoción. El primer fabricante coreano, y cuarto grupo mundial por detrás de Toyota, General Motors y Volkswagen cuenta con convertirse en la empresa líder en el sector en lo que se refiere a la satisfacción del cliente, según explicaron los principales directivos de la compañía en un encuentro con los medios de comunicación españoles celebrado en su sede de Seúl.

A pesar de ello, el grupo que forman las marcas Hyundai y Kia no renuncian al volumen. La multinacional espera superar la barrera de los seis millones de unidades vendidas en todo el mundo en 2011, una vez que este año prevé cerrar con 5,6 millones de unidades.

Los responsables de estrategia, producción y ventas del grupo coreano explicaron que el grupo se marcó el objetivo ya en 1999 de lograr el liderazgo mundial en calidad. De esta manera, conseguir superar la cifra de seis millones de unidades en 2011 supondrá para el grupo un crecimiento por encima del 10% en los mercados mundiales.

Los directivos informaron que las metas de crecimientos que se ha marcado Hyundai están condicionados a la puesta en marcha de las nuevas fábricas de Brasil y Rusia, una vez que la compañía dispone en este momento de plantas de fabricación en China (que están ampliando), Estados Unidos, India, Turquía y República Checa. En este sentido, el grupo anunció el pasado viernes un acuerdo para la formación de una alianza con la empresa china Sichuan Nanjun Automotive Group, con el objetivo de expandir la presencia Hyundai en el segmento de vehículos industriales.

Hyundai comercializó más de 70.000 automóviles en China durante el pasado mes de septiembre, mientras que para el conjunto del año, la empresa prevé alcanzar un volumen en este país de 670.000 unidades. La compañía dispondrá de una tercera planta de producción en el país en 2012, lo que permitirá aumentar su capacidad en China hasta el millón de unidades.

Ofensiva

Por lo que se refiere a la marca Hyundai, el pasado año cerró con unas ventas de 3,1 millones de unidades, 1,6 millones en el mercado doméstico, el 52% del total, y 1,5 millones en el resto de los mercados mundiales. El objetivo para el próximo año es de crecimiento continuo con estabilidad en todo el mundo, incluido España, mercado que fue destacado por los directivos del grupo, al registrar este año un crecimiento del 80%.

La compañía cuenta con una auténtica ofensiva de producto para alcanzar los crecimientos esperados. Aparte del ix20, Hyundai va a comercializar cinco nuevos modelos de aquí a 2012. En diciembre, presentará el Genesis, un cupé deportivo con tracción trasera y dos motorizaciones. En primavera de 2011 aparecerá el Veloster, un original cupé de pequeño tamaño que tendrá tres puertas: las dos habituales y una tercera en el lado derecho para facilitar el acceso a las plazas traseras. Este modelo deberá competir con coches como el Volkswagen Scirocco. Hacia mayo será el turno de lo que será el sucesor del Sonata, que se llamará i40 y llEl próximo año también está previsto el lanzamiento comercial del sucesor de la berlina de cuatro puertas compacta Elantra. La compañía renovará también el i30, relevará el Santa Fe, que recibirá la denominación ix45 e introducirá un monovolumen compacto, probablemente denominado ix30.

La amenaza que suponen los fabricantes de automóviles coreanos, con Hyundai a la cabeza, ha puesto en pie de guerra a la industria europea. Sobre todo, por la posibilidad de que se rebajen los aranceles de entrada a la Unión Europea de sus productos. La patronal europea, ACEA, ve un desequilibrio en las relaciones comerciales entre ambos países. Según sus datos, la industria de la automoción representa el 14% del comercio entre la UE y el país. El 17% de las exportaciones coreanas a la zona son automóviles. El 73% de lo que producen sus plantas se exporta. En cambio, apenas el 4% de las exportaciones de la UE al país asiático son automóviles.

Acero e investigación, pilares del crecimiento

La multinacional coreana Hyundai es de los pocos fabricantes que presume de contar su propia compañía siderúrgica para vestir sus automóviles. Hyundai Steel, con una planta en China (Qingdao) y tres en Corea (Incheon, Pohang y Dangjin), cerró el pasado ejercicio con una producción de 15,1 millones de toneladas y unas ventas de 8.000 millones de dólares (5.727 millones de euros). El beneficio operativo fue de 578 millones de dólares (413,8 millones de euros) y el beneficio neto alcanzó los 1.150 millones de dólares (823 millones de euros). La compañía aseguró a un grupo de periodistas españoles que sus productos, además, incrementarán el próximo año la dureza y resistencia de los aceros utilizados en la fabricación hasta un 26%, lo que contribuirá a mejorar la seguridad de sus vehículos y la disminución del peso.

La compañía cuenta además con un centro de investigación y desarrollo en la ciudad de Namyang, en el que trabajan 10.000 ingenieros. La corporación destina el 5% de la facturación del grupo destinada a investigación y desarrollo, es decir, unos 2.000 millones de dólares (1.429 millones de euros). Hyundai también tiene centros de investigación en Europa, China, Estados Unidos, India y Japón.

Las cifras

1.836 millones de euros fue el beneficio de la compañía surcoreana en 2009, el doble que el ejercicio anterior.

5,6 millones de coches prevé vender la compañía durante este ejercicio.

17% es el porcentaje que supone la automoción sobre las exportaciones de automóviles.