Según EUObserver

Van Rompuy, envuelto en la polémica por usar coches oficiales para sus vacaciones

El presidente del Consejo Europeo, el belga Herman Van Rompuy, se ha visto envuelto en una polémica al conocerse que él y nueve miembros de su familia utilizaron el verano pasado coches oficiales para viajar a un aeropuerto de París con motivo de sus vacaciones.

La noticia, publicada por el sitio de información europea EUObserver, no ha sido desmentida, pero ha sido descalificada por el entorno de Van Rompuy como "una campaña euroescéptica" dirigida a perjudicar a los nuevos cargos e instituciones de la UE.

"El servicio de seguridad del Consejo impuso al presidente y a su familia viajar a París en coche protegido, en razón de su cargo, y en una sola caravana para no romper la cadena de seguridad en torno a él", ha explicado a Efe uno de sus portavoces.

Según el diario digital, el pasado agosto Van Rompuy, su mujer, sus hijos y dos de sus nietos usaron coches oficiales tanto para viajar desde Bruselas al aeropuerto parisino de Charles de Gaulle al comienzo del verano como para la vuelta.

El portavoz de Van Rompuy ha insistido en que el presidente europeo no propuso en ningún momento esa fórmula y se limitó a obedecer las instrucciones de seguridad del Consejo, que son "diferentes y más estrictas que las que se aplican a comisarios o eurodiputados o, incluso, al primer ministro de Bélgica".

Como primer ministro belga, Van Rompuy no tenía permitido recurrir al coche oficial para sus desplazamiento privados o de vacaciones.