Petróleo

El crudo de Texas subió el 2,7% y cerró septiembre a 79,97 dólares

El precio del crudo de Texas subió hoy el 2,7% en la Bolsa Mercantil de Nueva York y terminó septiembre a 79,97 dólares por barril (159 litros), tras la revisión al alza del crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) de EE UU y la divulgación de datos positivos acerca del desempleo.

Al concluir la sesión en Nueva York, los contratos de Petróleo Intermedio de Texas (WTI) para entrega en noviembre sumaron 2,11 dólares al valor del miércoles y consiguieron cerrar el tercer trimestre del año al borde de los 80 dólares por barril.

Tras este aumento, los contratos de crudo con vencimiento más cercano son hoy más de 8 dólares más caros que al terminar agosto, con lo que acumulan un encarecimiento del 11,19% en septiembre.

El petróleo se encuentra así en un precio cercano al que tenía al acabar 2009, cuya última sesión cerró a 79,36 dólares por barril.

Los contratos de gasolina y los de gasóleo con vencimiento en octubre sumaron cinco centavos cada uno al precio de la jornada anterior y acabaron el mes a 2,04 dólares y 2,24 por galón (3,78 litros), respectivamente.

La gasolina es hoy 16 centavos de dólar (8,51%) más cara que hace un mes, en tanto que el gasóleo se encareció en septiembre 25 centavos (12,56%).

El gas natural perdió hoy por su parte nueve centavos en la Bolsa Mercantil de Nueva York y su contratos para noviembre terminaron a 3,87 dólares por cada mil pies cúbicos, tras saberse que sus reservas en EEUU aumentaron la semana pasada y alcanzaron un nivel que es un 4,6% menor al de la misma época del año pasado.

El precio del crudo de Texas y sus derivados se encareció en la misma jornada en la que se supo que el PIB de EEUU creció a una tasa anualizada del 1,7% entre abril y junio, dos puntos porcentuales menos que en el primer trimestre pero una décima más de lo que se había calculado inicialmente.

Esa noticia se sumó a la de que la cifra semanal de solicitudes de subsidio por desempleo en este país se situó la semana pasada en su cifra más baja desde comienzos de año.

Esos datos elevaron la confianza de los operadores en que la recuperación de la demanda energética del mayor consumidor de energía del mundo junto a China se encuentre más cerca de lo esperado.