Le acusa de usar información falsa u ocultarla a los inversores

El Banco Central de Noruega demanda a Citigroup

El Banco Central de Noruega, Norges Bank, ha demandado al banco estadounidense Citigroup ante un tribunal de Nueva York por las pérdidas de 835 millones de dólares en los que ha incurrido este organismo tras hacerse con títulos (acciones y bonos) de esta entidad bancaria a la que acusa de usar información falsa u ocultarla a los inversores.

La autoridad noruega cree que esta conducta se extendió y de hecho le afecto desde enero de 2007 hasta enero de 2009, motivo por el cual compró títulos de Citi a precios inflados. En la demanda, que se contiene en 221 páginas que se registraron el pasado día 17, se citan los nombres de más de 20 ejecutivos en activo o retirados de la entidad, entre ellos su actual consejero delegado, Vikram Pandit y la persona a la que sustituyó, Charles Prince.

El objeto de esta acción judicial es recuperar el dinero perdido, la mayor parte de él por las inversiones en acciones comunes. En el texto de esta, los abogados arremeten contra Citi y explican que su casi colapso se debió al deseo de la entidad a asumir cada vez más riesgos "en nombre del beneficio, sin ningún respeto por la información o por la magnitud de la grave exposición a estos en el momento en el que se materializaran".

El Norges Bank reitera varias veces a lo largo de la demanda que Citi no informó y de hecho condujo al engaño a los inversores al ocultar el tamaño de sus pérdidas y la necesidad de una ayuda del Gobierno de EE UU sin cuya mediación, los noruegos aseguran, habría colapsado.

CITIGROUP INC. 71,11 0,27%

La acción ante los tribunales es relevante, aunque según Citigroup "no tiene base", porque el Norges Bank es el responsable de la política monetaria noruega (que no es miembro de la zona euro). Además es el supervisor de las inversiones del fondo soberano de este país, el mayor del mundo debido a la riqueza creada por los recursos naturales del país (petróleo y gas natural).