El día de la huelga general

Madrid impone unos servicios mínimos del 50% en el transporte en hora punta

La Comunidad de Madrid ha fijado unos servicios mínimos en el sector del transporte para la huelga general del 29 de septiembre del 50% en hora punta y del 20% en hora valle. Además, se abrirán los colegios contando con el director, el jefe de estudios y el auxiliar de control.

Así lo ha anunciado en rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno el consejero de Presidencia, Justicia e Interior, Francisco Granados, quien ha explicado que el Gobierno regional ha tenido que imponer los servicios mínimos de la huelga al no llegar a un acuerdo con los sindicatos a pesar de las reuniones que han mantenido estos días, la última, esta mañana.

"No hemos conseguido llegar a un acuerdo con CC OO y UGT. A lo largo de estos últimos días hemos mantenido innumerables reuniones y en todas hemos expresado la voluntad del Gobierno de llegar a un acuerdo conjugando dos derechos fundamentales como es el derecho a huelga pero también el mantenimiento de los servicios esenciales (Educación, Sanidad, Servicios Sociales) que permitan que aquellas personas que quieran ir a trabajar puedan ejercer el derecho al trabajo", ha dicho.

De este modo, el Ejecutivo autonómico ha fijado para Justicia, los servicios que haya en los juzgados de guardia el día 29; en Bomberos, 112 y Summa trabajarán como un día normal y, en transporte, en lo que se refiere a urbano e interurbano, los mínimos serán del 50% en hora punta y del 20% en hora valle. También habrá un porcentaje especial para el transporte escolar y el de discapacitados.

En Educación, los centros docentes se abrirán contando con la presencia del director, el jefe de estudios y el auxiliar de control, en las escuelas infantiles habrá un mínimo del 25% y en Educación especial, además de lo anterior, el 35%.

En Sanidad, los servicios mínimos en los centros no hospitalarios serán el personal necesario para la atención urgente tanto en centros de salud como en domicilio en función del tamaño del centro de salud, además de las urgencias.

En centros hospitalarios, la plantilla será la de un domingo o un festivo, además de las actividades programadas y urgentes, oncología, cuidados paliativos, diálisis y radioterapia y las urgencias de los diferentes hospitales. Los servicios complementarios, como es el caso de la limpieza de los quirófanos, estarán al 100%.

Granados también ha explicado que en caso de aquellos servicios públicos prestados por concesión, los servicios mínimos serán los mismos que se aplican para las actividades públicas. Por ejemplo, en enseñanza concertada se mantendrán los mismos servicios que en la pública.

Negociaciones hasta el último minuto

Granados ha recordado que el proceso de negociación ha durado hasta las 12 horas de hoy, instante en que había que cerrar unos mínimos debido a que lo que se acordase tenía que ser aprobado antes de que concluyera el Consejo de Gobierno.

Tras señalar que en las negociaciones -que se han dado por rotas a las 12 horas- han participado desde la presidenta regional, Esperanza Aguirre, hasta él mismo, ha destacado la "voluntad" que ha mostrado el Gobierno autonómico para llegar a un acuerdo que al final ha sido "imposible" fundamentalmente por la diferencia de posturas en los servicios mínimos del transporte.

Granados ha señalado que esta mañana, Gobierno y sindicatos han mantenido diversas conversaciones y reuniones en las que se buscaba alcanzar un acuerdo y en la que se ofreció unos mínimos en el transporte del 30% en hora punta y del 25% en hora valle.

"Los sindicatos no quieren mantener ningún tipo de servicio mínimo en hora valle. Han hablado de superposición de líneas. No han querido firmar acuerdo que garantizara mínimo de servicio de transporte en horas valle. En consecuencia, no podemos firma un acuerdo que no garantice mínimamente la movilidad de los madrileños durante la jornada de huelga", ha subrayado.

También ha recalcado que en el día de ayer se produjo una convocatoria de reunión a la que no asistieron los sindicatos con la "excusa" de que estaban negociando con el Ministerio de Fomento los servicios mínimos y hasta que no acabaran, no se citarían con la Comunidad de Madrid.

Granados, además, ha señalado que cuando parecía que se había cerrado la problemática del transporte, se ha vuelto a abrir de nuevo la de Educación. "Pretendían los sindicatos que no hubiera ningún personal de control, ni siquiera un conserje, lo que supondría que no se abriera el colegio", ha ejemplificado.