Mañana se celebrará la subasta Cesur

La CNE advierte de la poca presión competitiva de las subastas de la tarifa eléctrica

La Comisión Nacional de Energía (CNE) considera que las subastas entre comercializadores de último recurso (Cesur), en las que se obtiene la señal de precio de la energía que sirve para configurar la Tarifa de æscaron;ltimo Recurso (TUR) de luz, adolecen de escasa presión competitiva.

Esta circunstancia se debe, entre otros factores, a que los grupos empresariales que producen electricidad y que ejercen de oferentes en las subastas, son los mismos que los encargados de comercializarla, a los que se le asigna el papel de demandantes, según la CNE.

De hecho, el organismo presidido por María Teresa Costa alude a "la integración vertical de los principales grupos CUR (comercializadoras de último recurso)-generadores-comercializadores" como un factor que reduce la "presión competitiva desde la oferta", según un informe fechado a finales de julio y publicado hoy por el regulador.

Mañana se celebrará la subasta Cesur de la que saldrá el componente del precio de la energía que servirá para la fijación de la TUR de la luz. Esta variable tiene un peso cercano al 50% en la fórmula final, en la que también se tienen en cuenta los costes regulados del sistema, a los que el Ministerio de Industria prevé aplicar una congelación en octubre.

En el informe publicado hoy, la CNE analiza la formación de precios eléctricos en distintos mercados, entre ellos el 'spot' o los a plazo, así como los OTC ('over the counter', al margen de la negociación convencional), y los compara con los resultados de las subastas Cesur.

Entre otros fenómenos, la CNE detecta que "la integración vertical de los comercializadores de último recurso y la existencia de otros mercados" permiten a los primeros "la posibilidad de realizar coberturas con otros agentes por la parte de la energía no subastada en la Cesur o con el propio generador de su grupo, transfiriéndole todo el riesgo".

En este contexto, la cantidad subastada en Cesur es inferior a la curva de carga. Los comercializadores suplen esta circunstancia firmando contratos bilaterales con sus grupos generadores, lo que conduce a los productores de electricidad a aplicar estrategias en las subastas en las que actúan "procurando en todo caso que el precio de la subasta sea lo más elevado posible".

653 millones de diferencia

Según los cálculos del regulador, la diferencia entre la liquidación de las subastas Cesur y el precio 'spot' de mercado asciende a 653 millones de euros en el periodo comprendido entre 2007 y junio de 2010.

Sobre los OTC, la CNE advierte de su poca transparencia y la imposibilidad de una supervisión coordinada entre los reguladores financieros y los sectoriales, "lo que es conocido por los agentes que participan en estos mercados".

El uso de estos mercados poco transparentes se ha multiplicado desde 2009, hasta el punto de que "un volumen considerable" de 16.599 megavatios (MW) de la electricidad para su consumo en el tercer trimestre de 2010 se haya negociado a través de los OTC, lo que equivale a 2,4 veces el volumen de compra de las subastas Cesur.