El pago podría ser de más de 1.600 millones para la española

Gas Natural impugna el laudo que da la razón a Sonatrach

Gas Natural Fenosa ha impugnado el laudo arbitral que dio la razón a Sonatrach en el conflicto sobre sus contratos de suministro de gas, lo que retrasa el pago a la compañía argelina de la cantidad derivada de la subida retroactiva del precio, han confirmado a Efe fuentes jurídicas internacionales.

Los expertos creen que las cuentas de Gas Natural sortearán el pago a Sonatrach
Los expertos creen que las cuentas de Gas Natural sortearán el pago a Sonatrach

Aunque portavoces de Gas Natural Fenosa han declinado hacer comentarios al respecto, las fuentes jurídicas consultadas aseguran que la impugnación se ha presentado esta semana ante el Tribunal Federal de Ginebra , la más alta instancia arbitral, y que la compañía española ha alegado problemas de forma en el laudo.

Según las fuentes citadas, Gas Natural Fenosa consigue así aplazar el pago cerca de seis meses, la media de tiempo que un organismo de este tipo tarda en pronunciarse sobre una impugnación como ésta, con lo que la compañía española no tendrá que hacerlo efectivo este año, tal y como planteaba el laudo inicialmente.

El conflicto se inició en julio de 2007 cuando las partes no consiguieron llegar a un acuerdo sobre el precio aplicable desde julio de 2005.

NATURGY 24,31 0,12%

Los contratos suscritos entre las dos compañías suponen una cuarta parte del gas consumido en España en el periodo revisado, en el que el mercado doméstico a tarifa estuvo atendido con el producto suministrado por Sonatrach, un total de 9 bcm (9.000 millones de metros cúbicos) en los años 2007, 2008 y 2009.

Fuentes cercanas a Sonatrach sitúan en cerca de 2.000 millones de dólares (1.600 millones de euros) el pago que debería hacer efectivo la compañía española por la subida retroactiva de precios que reconoce el laudo.

Gas Natural no confirma esta cifra y asegura que la suma final dependerá de cómo se calcule la revisión al alza de la factura de gas de tres años que afecta a los contratos Sagane I y Sagane II.

Fuentes del sector financiero consultadas por Efe prevén que Gas Natural Fenosa mantenga su dividendo pese al laudo y que opte por revisar su plan estratégico, de manera que parte del pago a los argelinos se afronte a cuenta de la reducción de deuda que se esperaba hasta 2012 -cifrada entre 2.000 y 3.000 millones de euros- y que ahora no podría cumplirse.

Pero antes habrá que esperar a que el Tribunal Federal de Ginebra se decida entre aceptar la impugnación o rechazar las pretensiones de la compañía española, que ha alegado defectos de forma, entre otros aspectos, en la presentación de pruebas que en su momento tomó en consideración la Cámara de Comercio Internacional en sus deliberaciones en París.

Durante los tres años que ha durado este conflicto jurídico, Gas Natural ha mantenido decenas de reuniones con los responsables de Sonatrach para intentar llegar a un acuerdo pactado que no fue posible en buena parte por el entorno del ex ministro de Energía de Argelia Chakib Jelil, defensor de la línea dura de negociación con España.

Jelil y la antigua cúpula de Sonatrach cayeron en desgracia acusados de diversos cargos de corrupción por el régimen argelino hace ocho meses.

Tras ello, los interlocutores de Gas Natural Fenosa han percibido un cambio de tono por parte de Sonatrach, que ya se reflejó en el encuentro que el pasado 7 de septiembre mantuvo el ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, con su nuevo homólogo argelino, Youcef Yousfi, en Argel, según señalan fuentes conocedoras de las conversaciones.