BBVA lo ve como una oportunidad para diferenciarse

Bancos y cajas creen que Basilea III no supondrá ningún problema

La Asociación Española de Banca (AEB) cree que los bancos españoles cumplen de sobra los criterios de Basilea III para reforzar la solvencia de las entidades financieras. Una idea que también transmiten desde las cajas de ahorros, quienes aseguran que los test de solvencia ya pusieron de manifiesto que el sector podría hacer frente a situaciones económicas adversas.

Un portavoz de la AEB ha recordado que Basilea III permite que las inyecciones públicas de capital computen hasta enero de 2018, lo que deja a los bancos españoles, que no han recibido ayudas públicas, en una situación de "agravio competitivo". No obstante, la AEB destaca que las entidades españolas ya cumplen con los requisitos de Basilea III o "están en perfectas condiciones de hacerlo en el tiempo establecido".

Los mayores requerimientos de capital a los que deberán hacer frente las entidades deben aplicarse de manera homogénea, coordinada y uniforme en todos los países, "sin alterar las condiciones de igualdad competitiva", según la fuente.

La AEB matiza que los acuerdos alcanzados ayer son muy complejos y es necesaria más información para poder evaluarlos en su justa medida, por lo que cree "necesario que se ponga punto final a la incertidumbre regulatoria" en la que vive el sector financiero desde hace tres años.

El presidente de La Caixa, Isidro Fainé, ha asegurado que los acuerdos alcanzados ayer por el Comité de Supervisión Bancaria de Basilea "fortalecen los estándares de capital y transparencia de las entidades financieras" y subrayó que la caja podrá cumplir "sobradamente" las nuevas exigencias. Fainé dijo que la "capacidad de generación de capital" de La Caixa en los próximos ejercicios "en aplicación del modelo de gestión de sus negocios", así como el calendario de entrada en vigor de los acuerdos de Basilea III, permitirán a la entidad "seguir cumpliendo, sobradamente, con los nuevos requerimientos exigidos"

Por su parte, el BBVA considera que los nuevos requerimientos son una gran oportunidad para diferenciarse de sus competidores. Así lo explicaron a Efe fuentes del mercado, quienes añadieron que el BBVA cree que los nuevos requisitos de Basilea III no supondrán "un cambio radical" para la entidad, ya que los está cumpliendo en la actualidad.

Desde el Banco de España también se ha valorado la revisión de las normas de solvencia bancaria al considerar que los nuevos requerimientos de capital se han planteado para evitar nuevas crisis financieras, permiten la existencia de bancos más fuertes y sólidos y despejan las incertidumbres que se planteaban en el sector sobre ellas.

Las cajas están preparadas

Fuentes de las cajas reconocieron a Efe que aquellas entidades que suspendieron las citadas pruebas, -Caja Duero y Caja España; Caixa Catalunya, Tarragona y Manresa; Caixa Sabadell, Terrassa y Manlleu; y Banca Cívica (Caja Navarra, General de Canarias y Burgos)- son grupos que están en procesos de fusión, que, en concreto, se han llevado a cabo con el objetivo de poder cumplir los citados requisitos.

De todas maneras, puntualizaron las mismas fuentes, todavía hay tiempo para que aquellas cajas que deban hacerlo puedan adecuarse a los citados requisitos de Basilea III, ya que éstos se podrán ir implementado de forma gradual, hasta 2018.

El punto principal del acuerdo obliga a los bancos a elevar sus recursos propios de mayor calidad -conocidos como Tier 1- desde el 4% al 6%. Sobre este aspecto, fuentes de las cajas recordaron que la media del sector respecto al Tier 1 se sitúa en el 9,33%.