Aprobada una reforma histórica de la regulación financiera

El nivel mínimo de capital exigido a la banca se triplica con Basilea III

Los supervisores financieros de las grandes economías mundiales aprobaron ayer una reforma histórica de las exigencias a la banca en materia de solvencia, apalancamiento y liquidez. Con el nuevo marco regulatorio internacional, el capital mínimo requerido a la banca se triplicará. El G-20 ratificará el acuerdo en su próxima cumbre.

El nivel mínimo de capital exigido a la banca se triplica con Basilea III
El nivel mínimo de capital exigido a la banca se triplica con Basilea III

El acuerdo de Basilea III vio ayer la luz después de meses de negociaciones. Los gobernadores y supervisores financieros de 27 de las mayores economías del mundo (Unión Europea, EE UU, China, India, Canadá y Suiza, entre otras) han aprobado un paquete de medidas con el objetivo de reforzar la solvencia de la banca mundial.

Siguiendo el mandato de los países del G-20 de diseñar un marco regulatorio para el sector bancario que evite nuevas crisis y ayude a las entidades financieras a afrontar futuras pérdidas, el Comité de Basilea ha alcanzado un pacto que aumenta las exigencias de capital e introduce nuevos requisitos en materia de apalancamiento y liquidez.

La medida más significativa del acuerdo es el aumento del nivel mínimo exigido de capital de máxima calidad (acciones y reservas, también conocido como core capital). Del ratio actual del 2%, se pasará a un 4,5% en 2015. Adicionalmente, se establece un colchón de protección que se dotará con el mismo tipo de capital para alcanzar un ratio adicional del 2,5%. Así, en un plazo máximo de ocho años, las entidades financieras de todo el mundo deberán contar con una proporción de core capital del 7%.

Aquellos bancos que no constituyan el citado colchón no serán obligados a captar fondos en efectivo, pero sí que tendrán prohibido distribuir dividendos.

Además de estas exigencias de capital de máxima calidad, también se amplía el requisito de Tier 1 (que incluye acciones, reservas y otro tipo de títulos como participaciones preferentes) que pasa del 4% al 6%. Si se tienen en cuenta otros instrumentos de capital y deuda, de menor calidad (Tier 2), la exigencia llega al 10,5% de los activos ponderados por riesgo.

Pacto para una aplicación progresiva

Las reuniones del Comité de Basilea, que comenzaron el sábado, estuvieron marcadas por el frente de EE UU, que reclamaba un calendario rápido y el de Alemania, que prefería una aplicación tranquila. Finalmente, se ha llegado a un acuerdo intermedio. A partir de 2013 se empezará a exigir más capital para la mayoría de países, pero no será hasta 2015 cuando se pida un ratio de core capital del 4,5%. En cuanto a alcanzar un nivel del 7%, tan sólo se exigirá de aquí a ocho años.

El presidente del Banco Central Europeo, Jean-Claude Trichet, explicaba ayer en una nota de prensa que "los acuerdos alcanzados constituyen un refuerzo importante de los estándares globales de capital" y darán más estabilidad financiera y al crecimiento a largo plazo.

Desde el Banco de España se aseguraba ayer que los nuevos requerimientos de capital ayudan a evitar nuevas crisis financieras, permiten la existencia de bancos más fuertes y sólidos y despejan las incertidumbres que se planteaban en el sector sobre ellas.

El G-20 ratificará el acuerdo de Basilea III en su próxima cumbre, que tendrá lugar en noviembre en Corea.

Deutsche Bank ampliará capital por 9.800 millones

Deutsche Bank, el mayor banco de Alemania, se ha adelantado a todos sus competidores al anunciar ayer mismo la mayor ampliación de capital de su historia. La entidad presidida por Josef Ackermann tiene previsto apelar a los mercados para obtener 9.800 millones con los que reforzar sus ratios de capital, anticipándose así a la entrada en vigor de la nueva normativa internacional de solvencia aprobada ayer en Basilea (Suiza).

En un correo electrónico remitido a los empleados del grupo, Ackermann explica que el propósito de la ampliación de capital es "expandir nuestra posición de fortaleza en nuestro mercado nacional, ocupar una posición de liderazgo en la banca minorista europea y mejorar notablemente nuestro mix de ingresos".

Con los fondos que obtenga en los mercados, Deutsche tiene previsto realizar una opa sobre el 70% que aún no controla en el banco comercial Postbank. La adquisición de esta entidad permitirá al grupo reducir su dependencia de los ingresos provenientes de la banca de inversión.

Inicialmente, la ampliación de capital iba a ser de 9.000 millones, según las informaciones publicadas la semana pasada.

Deutsche Bank planea ofrecer entre 24 y 25 euros por las acciones de Postbank, el mayor banco germano de clientes minoristas.

La ampliación de capital se materializará en la emisión de 308,6 millones de acciones, con un precio por título de unos 31,8 euros, según un comunicado divulgado ayer por Deutsche Bank.

Las acciones del banco cerraron el viernes en 47,7 euros, después de caer un 5% tras conocerse la voluntad del grupo de ampliar capital. Mientras tanto, los títulos de Postbank subieron un 4,8% al hacerse público el propósito de Deutsche de lanzar una opa.

Calendario

-En 2013 se empezará a exigir un paulatino aumento de los niveles de capital.

- A partir de 2015 los bancos deberán contar con un ratio de core capital del 4,5% y del 6,5% en Tier 1. También se introducirá unos requisitos mínimos de liquidez.

- En 2016 se pedirá a los bancos que empiecen a crear un colchón anticíclico de capital.

- Para 2019, las entidades financieras deberán cumplir con todos los requisitos de la nueva regulación.