Cree que tendrá un coste en la recuperación económica

La patronal bancaria europea afirma que Basilea III encarecerá la financiación

La Federación Europea de Banca (FEB) aseguró hoy que el acuerdo alcanzado ayer por los presidentes de 27 bancos centrales para reforzar la solvencia de las entidades bancarias "tendrá consecuencias sobre el volumen y el coste de la financiación" y, por lo tanto, sobre la economía.

"Los bancos europeos cumplirán los nuevos requisitos, pero eso tendrá consecuencias en el volumen y el coste de la financiación y, por consiguiente, también un coste en nuestra economía. Me gustaría subrayar que en Europa, el 75% de la financiación al sector privado proviene de los bancos, frente a sólo el 25% en Estados Unidos", dijo el secretario general de la FEB, Guido Ravoet.

La patronal bancaria asegura, en una nota enviada a la prensa, que los bancos europeos "siempre han sido conscientes de la necesidad de reforzar la base de capital" pero criticó que el acuerdo haya sido alcanzado antes de valorar el impacto conjunto de todas las medidas que están siendo puestas en marcha actualmente para evitar la repetición de una nueva crisis financiera.

"Los bancos europeos requerirán varios cientos de miles de millones de euros para cumplir estos requerimientos", asegura la nota de la patronal.

Esta mañana, el comisario de Mercado Interior y Servicios Financieros, Michel Barnier, por su parte, consideró que el "ambicioso" acuerdo goza de un "equilibrio perfecto" al exigir mayores requisitos que garanticen la estabilidad del sistema, sin perder de vista el papel "esencial" que deben jugar los bancos europeos en la recuperación económica del continente.

Los jefes de los bancos centrales y las autoridades reguladoras de 27 países acordaron ayer en Basilea (Suiza) endurecer las normas que regulan la solvencia bancaria con el fin de mejorar la solidez del sistema financiero.

El nuevo paquete de reglas, bautizado como Basilea III, incluye mayores requerimientos de capital a la banca para poder afrontar turbulencias como las acontecidas durante la reciente crisis financiera, y deberá ser discutido y aprobado durante la próxima cumbre de líderes del G20, que se celebrará en noviembre en Seúl.

Trichet: el acuerdo contribuirá a la recuperación económica y eliminará incertidumbre

El presidente del BCE, Jean Claude Trichet, ha asegurado que la nueva normativa para el sector bancario acordada ayer en Basilea fomentará la recuperación económica mundial, permitirá eliminar la "incertidumbre", el "gran enemigo" actualmente, y contribuirá en gran medida a la consolidación de la economía global.

Trichet incidió en que la nueva reglamentación es "buena para la economía mundial y buena para el crecimiento", y subrayó que los nuevos requisitos de capital para las entidades bancarias mejorarán la resistencia del sistema. A pesar de todo, reconoció que aún queda mucho trabajo por hacer después de su aprobación.

En este sentido, destacó que se ha previsto un "periodo de transición" sin poner en peligro la recuperación económica global que se está observando en términos generales. "Tenemos acuerdos de transición que permitirán a los bancos para cumplir con estas normas, mientras se mantiene el apoyo a la economía en recuperación", destacó.

Asimismo, confió en que tanto las autoridades de Estados Unidos, como todas aquellas a las que concierne esta legislación, implementen esta normativa, ya que depende de los supervisores controlar "con la máxima energía" que se respeten los acuerdos alcanzados. "Todos los compañeros estamos decididos a estar muy, muy alerta y vigilantes en este asunto", añadió.