Rebaja sus previsiones de PIB

La OCDE prevé un menor crecimiento para el G-7

La OCDE pronosticó ayer un menor crecimiento para las siete mayores economías del mundo (G-7) en el segundo semestre. El organismo redujo su previsión del PIB de un 1,8% a un 1,5%. La explicación hay que buscarla en la persistente incertidumbre que arroja luces y sombras sobre la economía mundial.

Existe luz al final del largo y tenebroso túnel de la crisis para las economías más industrializadas del planeta? Para la OCDE todo depende de como se mire: "la combinación de factores tanto positivos como negativos causa incertidumbre", afirmó ayer el economista jefe del organismo, Pier Carlo Padoan. Con todo, "no es probable que nos dirijamos a otra recesión".

Del lado de las sombras, puede que el consumo privado de las economías del G-7 (Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón y Reino Unido) tenga que apretarse más el cinturón. La OCDE advirtió que los precios de los hogares continuarán debilitándose. Además, es posible que el paro perjudique el consumo, mientras que las dudas sobre la deuda soberana y una economía débil, podrían afectar al crecimiento de la demanda interna.

En cuanto a las fortalezas, el organismo señaló que algunos componentes de la demanda como la inversión privada se encuentran todavía en niveles muy bajos en relación al PIB. Esto, en combinación con los importantes beneficios empresariales, indican que es poco probable que la inversión privada se debilite en los próximos meses. Los inventarios están cercanos a los niveles deseados, lo que sugiere que es poco probable una renovación de los stocks. Por otro lado, los mercados financieros parecen haber dado un respiro y el crecimiento de las mayores economías emergentes permanece fuerte.

La OCDE planteó ayer también las incertidumbres sobre el porvenir de las pensiones. El economista jefe de asuntos financieros del organismo, Pablo Antolín, recomendó la "diversificación de las fuentes de financiación de la jubilación" para "evitar riesgos futuros". El experto señaló que el sistema de pensiones "debe tener un componente público y un componente complementario de capitalización. La gente necesita ahorrar entre un 5% y un 15% para mantener un nivel adecuado de renta en su jubilación".