Expectativas de los expertos

Expectativas más modestas para un Ibex volátil

Los analistas ven potencial hasta los 12.000 puntos, pero han recortado sus previsiones desde los 13.300 puntos que se esperaban a principios de año.

Expectativas más modestas para un Ibex volátil
Expectativas más modestas para un Ibex volátil

La volatilidad del primer semestre del año y la reducción de las expectativas de varias compañías han llevado a los analistas a rebajar sus previsiones para el Ibex 35. Aunque los resultados empresariales están siendo mejores de lo previsto y la incertidumbre sobre la renta fija soberana ha pasado, los expertos creen que el impacto ha sido duro, sobre todo en el sector financiero, y los inversores van a ser bastante prudentes a la hora de poner dinero en la Bolsa.

Según los datos proporcionados por FactSet, si las acciones del Ibex alcanzasen su precio objetivo, el índice alcanzaría los 12.392 puntos, un 23% sobre el cierre del viernes. El precio objetivo calculado a partir de las cifras de Bloomberg, que tiene en cuenta los dividendos, se sitúa en los 12.000 puntos. Eso supondría volver al nivel de principios de enero, y sobre el que se estuvo moviendo el Ibex durante los últimos meses del año pasado. Los 12.000 puntos son el techo de los últimos dos años del Ibex, desde que en septiembre de 2008 se produjera la caída de Lehman Brothers. El periodo de recuperación se prolongaría de este modo al menos hasta tres años, dado que las previsiones sobre el precio objetivo del Ibex se hacen habitualmente a 12 meses.

Con todo, en enero los expertos eran más optimistas; preveían que el Ibex alcanzara los 13.346 puntos. Este aumento del pesimismo tiene que ver con la caída del Ibex en el año, que es del 15,5%, debida sobre todo a unos meses de enero (-8,31%) y mayo (-10,80%) muy negativos, sólo matizados por un julio espectacular (13,35%). De los 11.940 puntos con que cerró 2009 se ha caído hasta los 10.094, unos 2.000 puntos menos que, trasladados a las previsiones, se han convertido en 1.000 menos.

La valoración del Ibex se obtiene a partir de los precios objetivos 35 valores, calculados por FactSet a partir de las valoraciones individuales de analistas (algunos a 12 meses, otros a 18, y otros sine díe). Sin embargo los analistas son escépticos con que se llegue a ese nivel y ven posible que las previsiones sigan bajando.

Javier Ruiz, responsable de Dexia Asset Management en España, valora que está recuperado bastante respecto a otros índices. "Los inversores estaban castigando al Ibex sin tener en cuenta dónde tienen el negocio las empresas". Quedan más cerca el Euro Stoxx, con un 10,82% perdido en el año, o el Cac de París, con un 10,42%. La previsión de Dexia general para Europa es de un 7% de subida. "El rally ya se ha dado", añade. "El Ibex podrá tocar el 9.700 para luego subir. Va a haber mucho diente de sierra."

Inverseguros ha bajado su precio objetivo de 13.250 a 10.500 a diciembre de 2011, basándose en los fundamentales. "Para que se llegara a los 13.000 puntos todos los valores del Ibex tendrían que alcanzar su precio objetivo a la vez", explica Alberto Roldán, director de Análisis. "Hemos aplicado una rebaja bastante agresiva, pero lo que hemos visto es que las primas de riesgo han subido mucho", tanto en el mercado crédito como en el mercado de renta variable.

El sector de la construcción ha notado en sus ladrillos los problemas de la deuda soberana española, debido a su alto apalancamiento. Sacyr, con un 53,38%, FCC, con un 36,23%, Acciona, con un 32,65%, y Ferrovial, con un 22,81% son los principales exponentes de la huida del capital del sector cíclico por excelencia de la economía española. A eso se han unido los recortes en infraestructuras del Gobierno, de los que se ha escapado OHL por su diversificación en el mundo. A cambio, son precisamente las constructoras las que más posibilidades tienen de impulsar al Ibex en los próximos meses. El consenso de mercado es bastante más optimista que Inverseguros y ha mantenido sus valoraciones de las constructoras. Acciona tiene un 62% y Ferrovial un 56%. ACS se ha quedado en tierra de nadie: ha caído solo un 5,06%, y su recorrido también es modesto, del 7%. Sacyr tiene un 92% de potencial, aunque muchos analistas aún no han aplicado las revisiones a la baja de la compañía, advierte Natalia Aguirre, Renta 4.

Por sectores, Alberto Roldán señala el financiero como el más perjudicado por las últimas revisiones de precios objetivos. Además de haber sufrido importantes pérdidas en el año, como en el caso de Bankinter (26,76%) y BBVA (24,04%), todos a excepción de Santander están entre los valores que cotizan con menos descuento. "Los grandes bancos no tienen casi potencial, así como Telefónica". La multinacional de telecomunicaciones tiene un recorrido del 16%, según el consenso de FactSet, mientras que BBVA tiene un 20% y Santander un 29%. Entre las tres suman el 54% de la ponderación del Ibex. De ahí el escepticismo de Roldán sobre el índice principal de la Bolsa de Madrid. "Para que se cumplieran las previsiones optimistas sobre el selectivo tendría que subir Acciona un 100% o Ferrovial un 200%", explica.

Covadonga Fernández tiene una visión más optimista sobre los bancos tras las últimas noticias provenientes de Bruselas. "Puede haber revisiones al alza, puesto que los tests de estrés han sido positivos." Aun así, a los analistas de Self Bank no les parece atractivo el sector, a diferencia de Telefónica. "Es un valor seguro aunque no tiene tanto potencial". La razón más tangible: su rentabilidad por dividendo es del 7,9%.

Aunque los resultados empresariales están funcionando bien en general, con un aumento del beneficio previsto este año en el 7% para las empresas del Ibex, Roldán cree que 2010 no va a ser extrapolable a 2011. "Este año ha sido bueno respecto a 2009, pero porque el año pasado los resultados fueron muy pobres. Hay menores expectativas de crecimiento, en concreto con los beneficios empresariales".

A diferencia de 2009, cuando los positivos resultados empresariales se debieron al recorte de costes, el aumento de los beneficios este año ha venido por una cierta recuperación macroeconómica, señala David Ardura. El experto de Gesconsult atribuye las revisiones a la baja a la ralentización del crecimiento. El PIB español creció un 0,2% el pasado trimestre, mientras que en Alemania subió el 2,2%. Una de las compañías más castigadas por los inversores, Gamesa, ha perdido un 52,59% en lo que va de año, al tiempo que rebajaba sus previsiones de negocio para el resto de 2010. Aunque algunos analistas ya han rebajado significativamente su valoración del fabricante de aerogeneradores, ahora tiene un 64% de potencial.

"Habrá más revisiones a la baja en los sectores cíclicos, como construcción, energía, siderurgia", advierte Ardura, que sin embargo no es excesivamente pesimista a nivel macroeconómico. "No vemos una doble recesión en Estados Unidos y en Europa. En España puede haber crecimiento negativo de la economía, aunque no doble recesión". Pero su conclusión es la misma que la de Alberto Roldán: No se alcanzarán los beneficios que están descontados ahora.

Como frenos para el crecimiento Daniel López Argumedo apunta al agotamiento de las políticas fiscales de estímulo económico, la incertidumbre sobre la política monetaria, sobre la política cambiaria de China, y la dificultad que se le planteará a Obama para llevar a cabo su plan de austeridad si no consigue mayoría en las cámaras en las elecciones legislativas de noviembre. López Argumedo augura una etapa de volatilidad en las Bolsas. "Siempre que hay disidencia entre renta fija y variable se lleva el gato al agua la renta fija", explica. La renta fija está descontando un escenario económico "bastante lento", añade, y la renta variable está "un poco alta".

Natalia Aguirre, directora de Análisis de Renta 4, tampoco ve una doble recesión, "y si la hay ya está bastante contemplado en las cotizaciones" y es optimista en cuanto al mercado mundial, tras movimientos corporativos como la compra en efectivo de McAfee por parte de Intel. "Eso indica que las empresas están haciendo mucha caja." Daniel López Argumedo también destaca el dato y cree que se "volverá a niveles de demanda anteriores a la crisis". Aguirre prevé que los beneficios empresariales crezcan en torno a los 13 puntos porcentuales el año que viene.

Covadonga Fernández, analista de Self Bank, reconoce que la recuperación está siendo más lenta de lo que se preveía, pero matiza se han visto algunas revisiones al alza en la previsión de beneficios, incluso en empresas cíclicas como Acerinox, que tiene un potencial del 26%.

Los valores defensivos vuelven a atraer el interés de los analistas. "Los que tienen más exposición a mercados extranjeros no tienen riesgo de revisión a la baja", señala Natalia Aguirre. "Hay que estar en empresas expuestas a mercados emergentes, como Repsol en Latinoamérica". La petrolera tiene un recorrido del 23%. También destacan los valores que más han caído en el año. Es el caso de Grifols, cuyo precio es un 22,45% menor, y que tiene un 21% de potencial para los inversores.

Algunas empresas energéticas también presentan buenas oportunidades: Iberdrola Renovables, con un 38% o Red Eléctrica, con un 32%. En el sector doméstico, Aguirre recomienda atención sobre Telecinco, con un potencial del 24%. "Lo tenemos en sobreponderar, pero también se ha adelantado mucho la contratación en el mercado publicitario para evitar la subida del IVA. Las recientes caídas no son mala señal, opina Aguirre. "Es lógica una toma de beneficios. Ahora vemos una oportunidad de compra", y recalca que la rentabilidad por dividendo del selectivo es del 6%, cuando los tipos de interés están al 1%.

Los valores con más movimientos.

GAMESA. La compañía que más ha caído en el año también es aquella cuyo precio objetivo de consenso más ha caído: de 17 a 9 euros por acción, que aún así dejan un largo margen de mejora al valor, que cotiza en los 5,50 euros.

IBERIA. Su futura fusión con British Airways le han hecho ganar un 40,39% en Bolsa en 2010, ha hecho que su precio objetivo suba un 25%, y que su recorrido sea todavía del 17%.

OHL. Es el valor con más futuro del mercado. Su precio objetivo ha aumentado un 27%, lo que coloca su recorrido en el 52%. En el año sólo ha perdido un 0,11%.

INDITEX. También ha podido sobreponerse a la crisis y cotiza en los 52,05 euros, prácticamente en su precio objetivo, 53,79 euros. En el año ha ganado un 19,96% y los analistas se han limitado a seguir su estela.

GRIFOLS. Los analistas han castigado a la compañía más que los inversores: un 34% de rebaja en el precio objetivo para una caída en el mercado del 22,45%. Gracias a ello está en la zona media de las oportunidades, con un 21% de crecimiento posible.

BANCO SABADELL. Es el único valor del Ibex que cotiza por encima de sus posibilidades, a juicio de los analistas. Aunque los inversores le han dado su confianza y crece un 3,52% en el año, los expertos consideran que su precio son 3,3 euros.

Tæpermil;CNICAS REUNIDAS. Pierde sólo un 0,81% en el año, y los analistas han elevado su precio objetivo de 45,55 a 51,30 euros. Como cotiza en los 39,81 euros, tiene un 29% de potencial.