Denuncias por violación a la intimidad

Google introduce el Street View en Alemania pese a las fuertes críticas

El buscador internacional de internet Google ofrecerá en Alemania antes de acabar el año su polémico servicio de navegación y cartografía Street View, pese a las fuertes críticas que ha suscitado en este país.

La filial alemana de Google anunció hoy que inicialmente ofrecerá un servicio completo de 20 ciudades alemanas entre Hamburgo y Múnich, con el que se podrán visualizar las calles y los distintos edificios.

Para satisfacer a los críticos del proyecto, Google ofrece a inquilinos y propietarios de viviendas y casas la posibilidad de que sus edificios resulten irreconocibles tras rellenar un formulario que puede completarse a través de internet.

El responsable de Google para la protección de datos en Alemania, Per Meyerdierks, ha anunciado que ese tipo de reclamaciones podrán realizarse a partir de la semana próxima. Los habitantes de las 20 ciudades que abarcará inicialmente Street View en Alemania "tendrán unas cuatro semanas para hacer sus reclamaciones", tanto a través de internet como por escrito y carta ordinaria, explicó Meyerdierks.

Las imágenes de los edificios cuyos propietarios o inquilinos desean un mayor anonimato serán distorsionadas mediante la llamada tecnología "blurring" de manera que solo pueda llegar a apreciarse sus contornos.

Meyerdierks subrayó que el desarrollo del formulario de reclamación se ha llevado a cabo en estrecha colaboración con el responsable de protección de datos de la ciudad-estado de Hamburgo, Johannes Caspar.

Tras señalar que la colaboración entre ambas partes "funciona muy bien", el representante de Google comentó que la posibilidad de reclamar antes de que se hagan públicas las imágenes forma parte de un plan de 13 puntos que Google ha acordado con Caspar.

En servicio, en noviembre próximo

El buscador de internet necesitará varias semanas para atender todas las reclamaciones, aunque espera que Street View entre en servicio en Alemania lo mas tarde en noviembre próximo.

El nuevo servicio de Google ha sido objeto de duras críticas en Alemania desde el momento en que sus vehículos con cámaras comenzaron a circular por las calles de sus ciudades para grabar las imágenes detalladas de sus edificios. Tanto personas privadas como los ayuntamientos de los municipios afectados consideran que Street View es un peligroso instrumento de información para delincuentes y cacos dedicados a los robos domiciliarios.

Las críticas contra Street View arreciaron en este país al conocerse que Google registraba además con sus instrumentos las líneas inalámbricas de internet de los edificios que ha grabado, aunque se comprometió a no hacerlas públicas.