Valor a examen

Grifols abre la puerta a ganar dinero fácil a través de Talecris

El precio de la estadounidense ofrece un potencial del 20% respecto a lo que pagará la española en su opa.

Si todo marcha como debe y Grifols cierra en el primer trimestre del próximo año la compra de Talecris en los términos anunciados, adquirir títulos de la compañía estadounidense puede constituir una oportunidad de ganar dinero con un riesgo reducido.

El productor de hemoderivados español se ha comprometido a pagar 19 dólares en efectivo y 0,641 títulos propios por cada acción de su competidor. El cierre de Grifols del viernes y un tipo de cambio de 1,32 dólares por euro implica que la opa se lanza a un precio de 26,7 dólares por cada título de Talecris, cuando ésta finalizó el viernes a 22,28 dólares. El potencial de ganancia asciende al 19,8%.

El descuento, aunque significativo, es habitual en operaciones corporativas en las que todavía quedan hitos importantes por alcanzarse, como es el caso. La financiación de la adquisición, por unos 4.000 millones de dólares (3.100 millones de euros), está completamente asegurada por Deutsche Bank, Nomura, BBVA, BNP Paribas, HSBC y Morgan Stanley.

GRIFOLS 29,00 -6,69%

Pero quedan incertidumbres, principalmente sobre las decisiones de las distintas autoridades de competencia, que en 2008 tumbaron la opa de CSL por Talecris. "Ninguna operación es segura al 100%, pero existen elevadas posibilidades de que salga adelante. La principal duda está en la decisión de la Federal Trade Commision (FTC)", explica Ana Isabel González García, de Caja Madrid Bolsa.

No obstante, el peligro de que la compra se frustre es reducido: Alfredo Arroyo, vicepresidente financiero de Grifols, declaró a CincoDías en una entrevista publicada el pasado 24 de julio que el regulador estadounidense señaló, cuando frenó la opa de CSL, que la operación podría haber salido adelante en caso de que la compradora hubiera sido la española, que tiene una cuota de mercado muy reducida en Estados Unidos.

Los riesgos de los inversores que traten de sacar partido al arbitraje no se quedan sólo en si finalmente se materializa o no la adquisición. El descuento con el que cotiza Talecris se debe también al tiempo que resta para que finalice la operación, previsiblemente en el primer trimestre de 2011.

Igualmente, hay que tener presente que Grifols pagará una parte de la opa con acciones propias de nueva emisión sin derecho de voto. La valoración final de Talecris dependerá, por tanto, de la cotización de la compañía española. Los accionistas de la firma estadounidense recibirán, además de los 19 dólares en efectivo, 0,641 títulos de Grifols, que suponen 5,8 euros o 7,7 dólares para un cambio de 1,32 unidades del billete verde por cada moneda europea. Puede ocurrir que el fabricante español de hemoderivados suba, lo que mejoraría el canje o, por el contrario, que retroceda y devalúe la valoración final de Talecris. El consenso de analistas recopilado por Factset asigna un precio objetivo a la empresa catalana de 11,5 euros, lo que le concede un potencial de revalorización del 26,6%.

Pero el riesgo de pérdidas existe. Si se compraran las acciones de Talecris según el cierre del viernes (22,28 dólares por acción), los inversores perderían dinero, incluso si la operación se lleve a cabo, en caso de que Grifols cayera por debajo de los 5,1 euros (unos 6,7 dólares), lo que supondría un descenso cercano al 44% respecto a su último precio.

Cabe la duda de si las acciones de nueva emisión, de clase B pues no tienen derechos políticos, que cotizarán en Estados Unidos como American Depositary Receipts (ADR) y también en el mercado continuo, tendrán exactamente el mismo precio que los títulos con derecho a voto. "En España, es poco habitual que haya dos tipos de acciones, pero es común en Alemania. Y las acciones sin derecho a voto cotizan incluso por encima de las clásicas, pues suelen tener asegurada la retribución", señala la experta de Caja Madrid Bolsa. Así sucederá con las acciones nuevas de Grifols, que contarán, sea cual sea la situación de la empresa, con un dividendo mínimo de 0,01 euros cada año.

Otro factor es el efecto divisa. Al recibir una parte del pago en efectivo y en dólares, una revalorización de la divisa estadounidense frente al euro beneficia a los inversores europeos. Por supuesto, lo mismo ocurrirá a la inversa.

El último informe sobre Talecris de JP Morgan, del pasado 2 de agosto, asigna a la firma un precio objetivo para finales del presente ejercicio de 25 dólares por acción, "basado principalmente en la ecuación de canje y el tiempo pendiente para que se cierre la operación".

Comisiones y tributación

A la hora de decidirse a arbitrar con las acciones de Talecris, deben tenerse muy en cuenta las comisiones del intermediario financiero para operar en el Nasdaq. Dependiendo del bróker que se utilice, el coste puede variar de manera ostensible y puede comerse una parte sustancial de las potenciales plusvalías. Algunos ofrecen tarifas planas incluso para operar en otros países, que benefician cuanto mayor sea el importe de la inversión en términos absolutos.

La tributación de las plusvalías obtenidas por compraventas en mercados extranjeros es igual a la de las logradas en la Bolsa española. Los primeros 6.000 euros de plusvalías tributan al 19% y lo que exceda de esa cantidad, al 21%.

Las cifras

26,7 es la valoración en dólares por acción de Talecris, según la oferta lanzada por Grifols.

40% es el 'pay out' (porcentaje del beneficio destinado a retribuir a los accionistas) que mantendrá Grifols en los próximos ejercicios.

-2% es lo que bajará el beneficio neto de la compañía española este año respecto a 2009, hasta 144 millones, según Factset.

Accionistas con vocación de permanencia

El fondo de capital riesgo Cerberus, que controla el 49,9% del capital de Talecris, tendrá aproximadamente el 14% de la compañía fusionada. Alfredo Arroyo, vicepresidente financiero de Grifols, aseguró que este accionista tiene vocación de permanencia y que no se espera un aluvión de papel una vez se haya efectuado el canje.

"Lo más probable es que los accionistas que no quieran estar en el capital de la nueva firma hayan vendido ya los títulos de Talecris", corrobora Ana Isabel González, de Caja Madrid Bolsa. Grifols emitirá unos 84 millones de acciones nuevas, que supondrán en torno al 28% del capital de la compañía una vez efectuada la ampliación.

Tomando como referencia el precio del viernes de Grifols, la capitalización de la nueva compañía rozaría los 2.700 millones de euros, frente a los más de 26.000 millones de dólares (unos 19.600 millones de euros) de Baxter y los poco más de 18.000 millones de dólares australianos (cerca de 13.000 millones de euros) de CSL.