Cuenta con el visto bueno del Gobierno de Lisboa

Telefónica pacta con Portugal Telecom la compra de Vivo por 7.500 millones

Telefónica ha suscrito un acuerdo con Portugal Telecom para adquirir el 50% que la operadora lusa tiene en Brasilcel, que a su vez controla el 30% de la brasileña Vivo. La operadora española ha informado a la CNMV que el importe de la operación asciende a 7.500 millones de euros, de los que 4.500 millones serán satisfechos al cierre de la adquisición.

Los analistas alertan contra la vía arbitral para romper el pacto de Telefónica y PT
Los analistas alertan contra la vía arbitral para romper el pacto de Telefónica y PT

La compañía presidida por César Alierta ha informado a la CNMV que adquirirá el 50% de las acciones de Brasilcel propiedad de PT por 7.500 millones de euros, bien directamente o a través de otra sociedad del grupo.

Telefónica satisfará el importe mediante pago aplazado del 40% del precio acordado. La compañía desembolsará 4.500 millones de euros al cierre de la operación, 1.000 millones adicionales el 31 de diciembre de 2010 y los últimos 2.000 millones que completan el pago el 31 de octubre de 2011.

Telefónica asegura en un hecho relevante remitido a la CNMV que el cierre de la operación se realizará en un plazo no superior a 60 días desde la firma del acuerdo. La operadora española espera tener la aprobación regulatoria de Brasil en ese plazo.

TELEFÓNICA 3,57 -3,04%

La operadora española asegura que tras la adquisición del paquete accionarial de PT en Brasilcel, Telefónica presentará una opa sobre las acciones ordinarias de Vivo que no son titularidad de Brasilcel y que representan, aproximadamente, el 3,8% del capital social de Vivo. Una operación que está estimada en 800 millones de euros.

El presidente de Telefónica, César Alierta, ha manifestado: "Estamos muy satisfechos de haber alcanzado este acuerdo con Portugal Telecom que beneficia a los accionistas de ambas compañías. Se trata de una oportunidad única de creación de valor. Vivo es el líder del mercado de telefonía móvil de Brasil, país por el que Telefónica mantiene una apuesta decidida de futuro".

Con la firma de la operación Telefónica y la operadora lusa finalizarán los contratos suscritos en 2002 en relación a su joint venture en Brasil.

Nuevas alianzas

El acuerdo suscrito por Telefónica y Portugal Telecom prevé además analizar una posible compra a PT de su participación en Dedic, una sociedad brasileña que presta servicios de contact center.

Por otro lado, ambas compañías han acordado llevar a cabo una alianza industrial que comprendería áreas como compras, tecnología, prestar de forma conjunta servicios a clientes multinacionales, roaming, I+D y experiencia técnica, operativa y de gestión.

Mantiene compromiso con los accionistas

La operadora ha asegurado en una nota que mantiene "todos los compromisos adquiridos con sus accionistas". Entre ellos se incluye el aumento continuado del dividendo hasta un mínimo de 1,75 euros por acción en 2012.

Las acciones de Portugal Telecom han llegado a subir hoy un 6,63% en la Bolsa de Lisboa después de haber estado suspendida su cotización durante toda la mañana. Al cierre, el valor anotó un incremento del 2,81%.

Una operación de 7.500 millones de euros

El precio final de esta oferta supera en 350 millones de euros la última que hizo la compañía que preside César Alierta y que fue aceptada por la Junta de la operadora portuguesa el 30 de junio pero vetada por el Gobierno portugués con la denominada 'acción de oro'.

Días después, el tribunal de Luxemburgo declaraba ilegal la utilización de la 'acción de oro', y Portugal Telecom iniciaba acciones de acercamiento a la operadora brasileña OI. Mientras, Telefónica comenzaba las acciones para deshacer la empresa Brasicel, empresa que tiene el 60% de Vivo.

El pasado 26 de julio el principal accionista de Portugal Telecom, el Banco Espírito Santo (BES), se mostró hoy a favor de encontrar una solución "rápida" para la venta de la brasileña Vivo a Telefónica que evite los tribunales ya que los principales perjudicados serían PT y Telefónica.

Entonces el presidente de BES, Ricardo Salgado, señaló el "grandísimo potencial" que la brasileña OI puede significar para PT como alternativa a Vivo.

El acuerdo significa un incremento de 1.800 millones de euros sobre la oferta inicial de Telefónica de 5.700 millones, realizada en mayo de este año, que elevó primero a 6.500 y después a 7.150 millones de euros.