Reforma laboral

CC OO y UGT ven inviable que las causas de despido se pacten en convenio

Las enmiendas que han presentado los grupos parlamentarios a la reforma laboral son, a ojos de los sindicatos CC OO y UGT, "regresivas, injustas e ineficaces; y alejan a España por mucho tiempo del cambio de modelo productivo, además de no servir para reducir el déficit ni para contener el gasto".

Algunas de estas enmiendas han despertado el más "absoluto rechazo" entre los sindicalistas. Es el caso de la propuesta de CiU -que el PSOE ve con buenos ojos- para que sean los convenios colectivos los que concreten las causas objetivas de despido.

En opinión del número dos de CC OO, Ramón Górriz, esta medida supondría "devaluar el Estatuto de los Trabajadores". Además en un país como España donde hay 4.000 convenios colectivos de empresa, dar esa potestad a la negociación colectiva "sería como dar derecho de pernada al empresario".

Para el secretario de Acción Sindical de UGT, Toni Ferrer, se trata de una "enmienda trampa" porque aunque parezca que da más importancia a la negociación colectiva, en realidad, "supone reducir la actual igualdad de trato y de derechos, remitiendo las causas del despido a la correlación de fuerzas entre empresarios y trabajadores".

En general, ambos dirigentes sindicales consideraron que de salir adelante la mayoría de estas enmiendas España quedaría en los niveles más bajos de protección de Europa. Así, consideraron que el Gobierno ha experimentado "una deriva liberal", según Górriz, para quien los sindicatos "combaten las políticas de derechas las haga quien las haga", dijo en claro reproche al PSOE.

En este sentido, Ferrer (UGT) coincidió con la percepción del secretario general de CC OO, Ignacio Fernández Toxo, al considerar que las últimas decisiones económicas de Gobierno terminarán causándole un "coste electoral".

Entre las enmiendas que citaron como más dañinas está la que pretende alargar el periodo máximo del contrato de obra de tres a cuatro años, que propone CiU; la reducción de requisitos para usar el contrato con despido de 33 días, presentada por CiU y el PP; o la sugerencia del PNV para que el convenio de empresa prevalezca sobre el convenio sectorial. Finalmente, Górriz y Ferrer volvieron a emplazar al Ejecutivo a que retire la reforma laboral. Y recordaron que para ello han convocado la huelga general del 29 de septiembre.