Unnim, Diada, Espiga, Banca Cívica y Cajasur

Cuatro uniones de cajas y CajaSur suspenden los test de solvencia a la banca

Cuatro uniones de cajas, además de CajaSur, suspenden las pruebas de resistencia a la banca europea, ya que en un supuesto macroeconómico de enorme dificultad son incapaces de mantener la solvencia mínima exigida, según los datos publicados hoy por el Comité Europeo de Supervisores Bancarios (CEBS).

Se trata de los grupos promovidos por Caixa Catalunya, Tarragona y Manresa, con una ayuda pública del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) de 1.250 millones, necesitaría 1.032 millones para aguantar un periodo de estrés, ya que obtiene un 3,9% de Tier 1 -proporción de recursos propios de máxima calidad del total de activos ponderados por riesgo-.

La siguiente entidad que obtiene una menor marca de Tier 1 (4,3%) es la intervenida Cajasur, analizada individualmente aunque ya está adjudicada a BBK, y que según las estimaciones necesitaría 208 millones de euros.

Tampoco soportaría una solvencia mínima tras un escenario adverso, la fusión de Caixa Sabadell, Terrasa y Manlleu, que con un Tier 1 del 4,5% requeriría una inyección de 270 millones de euros, a pesar de que ya recibió una ayuda del FROB de 380 millones. Fuentes de la nueva entidad financiera Unnim han explicado a Efe que las fusiones de cajas han sido previstas desde el principio para un horizonte de cinco años, por lo que el momento en el que se han realizado no es el idóneo para la empresa. Además, la entidad ha señalado también que los test "no han tenido en cuenta las sinergias que obtendrá la entidad" a raíz de las fusiones, y ha recordado que, según el plan estratégico de la entidad para el período 2010-2013, la empresa prevé recuperar línea de beneficios, facturando 80 millones de euros en 2012 y 150 millones en el ejercicio de 2013.

Banca Cívica, el grupo que sin ayudas públicas creó el Sistema Institucional de Protección entre Caja Navarra, General de Canarias y Burgos, tendría un nivel de recursos propios de máxima calidad del 4,7% a cierre de 2011, en el escenario de estrés máximo, por lo que necesitaría 406 millones.

La fusión de Caja Duero y Caja España sería, dentro de las que suspenden las pruebas de solvencia, la que menos capital tendría que conseguir para elevar hasta el mínimo del 6% un Tier 1 del 5,6%, exactamente 127 millones, además de los 525 millones que aprobó el FROB a la operación.

Escenario de máximo estrés

En el escenario de máximo estrés a diciembre de 2011, las cajas de ahorro mantendrían un ratio de capital básico, incluyendo las aportaciones de fondos del FROB a distintas entidades, del 6,9%. Sin contabilizar esas aportaciones del Fondo de Reestructuración Bancaria, las cajas presentarían en diciembre de 2011 un ratio de solvencia del 5,5%.

El conjunto del sistema financiro español arroja en el peor escenario un ratio de solvencia a finales de 2011 del 8,3% y del 7,7% antes de las aportaciones del FROB.

El director general de La Caixa, Juan María Nin, ha asegurado que el resultado confirma "nuestra fortaleza y solidez financiera, además de nuestra capacidad de resistencia, incluso en los escenarios teóricos más adversos, basada en nuestra potencia en banca minorista". Nin ha reiterado que "la publicación del resultado de las pruebas de estrés realizadas por los supervisores financieros ha sido un ejercicio muy exigente y positivo de transparencia, que servirá para dar mayor confianza en el sistema financiero español, que ha demostrado que, en general, es tan solvente y saneado como el de los mejores países europeos".

La nueva Caixa Catalunya atribuye el suspenso a sus activos inmobiliarios

La entidad financiera Caixa Catalunya, Tarragona y Manresa ha atribuido su suspenso en los test de solvencia publicados hoy por el Comité Europeo de Supervisores Bancarios (CEBS) a su estrategia de mantenimiento de activos inmobiliarios, por lo que ha calificado de "positivo" el resultado.

Fuentes de la caja han explicado que el método utilizado en los test de resistencia penaliza a las entidades que apuestan por el mantenimiento de activos inmobiliarios, aunque han recalcado que estos activos "seguirán valiendo en el futuro", por lo que han manifestado que los resultados les dan "mucha más tranquilidad".

Además, la entidad financiera ha recordado que el Banco de España, el Gobierno y los organismos reguladores han reiterado su apuesta por la caja catalana, que ha recibido una ayuda pública del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) por valor de 1.250 millones.

"Los test hechos públicos plantean asimismo un escenario de máximo estrés bajo la hipótesis teórica de una evolución muy desfavorable de la situación económica en el futuro", han añadido los portavoces de la entidad, que han definido ese escenario como "de muy baja probabilidad".

Además, han recordado que dicha situación sólo requeriría ampliar la base de capital de la entidad para continuar manteniendo un nivel elevado de solvencia, lo cual no sería difícil al haber sido evaluados como "proyecto viable" por el Banco de España.

Las cajas que pasan con mejor nota

Las cajas que mejor aguantarían un periodo de estrés serían BBK, con un Tier 1 del 14,1%, aunque en estos cálculos no se tiene en cuenta que resultó adjudicataria de CajaSur, y la guipuzcoana Kutxa, con un 10,6% de Tier 1, y Unicaja, con el 9%.

A continuación, la alianza entre la Caja del Mediterráneo, Cajastur, la de Cantabria y la de Extremadura, que recibió 1.493 millones del FROB, y con un nivel estimado de Tier 1 del 7,8% al cierre de 2011; la fusión de La Caixa y Caixa Girona, sin ayudas, con el 7,7%; y la fusión de Caixa Galicia y Caixanova, con un apoyo público de 1.162 millones obtendría un nivel del 7,2%.

Con el 7% quedarían Caja Vital y el Sistema Institucional de Protección (SIP) de Caja Murcia, Caixa Penedés, Sa Nostra, y Granada, con una ayuda del FROB de 915 millones.

Por debajo de un 7% de Tier 1 están Ibercaja (6,7%), Caja de Ontinyent (6,6%) y la gran alianza entre Caja Madrid, Bancaja, Insular de Canarias, Laietana, Ávila y Rioja, con un apoyo del FROB de 4.465 millones, que mantendría una proporción de recursos propios de máxima calidad respecto a los activos ponderados por riesgos del 6,3%.

Un poco por debajo de esta marca está la mallorquina Caixa Pollensa (6,2%) y el SIP entre la Caja Inmaculada, el Círculo de Burgos y Caja Badajoz (6,1%).

Al límite del nivel mínimo de solvencia, con el 6% de Tier 1, queda la fusión sin recursos públicos de CajaSol y Caja Guadalajara.