Rueda de prensa

El Banco de España destaca que las pruebas confirman la solidez del sector

El gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, subrayó hoy que las pruebas de solvencia hechas a las entidades financieras españolas confirman la solidez del sector bancario del país.

El gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, durante la rueda de prensa ofrecida en la sede central de Madrid, donde subrayó que las pruebas de solvencia hechas a las entidades financieras españolas confirman la solidez del sector bancario del país.
El gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, durante la rueda de prensa ofrecida en la sede central de Madrid, donde subrayó que las pruebas de solvencia hechas a las entidades financieras españolas confirman la solidez del sector bancario del país.

En la rueda de prensa en la que presentó esas pruebas de solvencia, Fernández Ordóñez recordó que este ejercicio se ha basado en un escenario "altamente improbable" de deterioro económico y demuestra, por tanto, que en condiciones "normales y previsibles" el sistema financiero español es sólido.

El responsable del supervisor admitió que hay cuatro grupos de entidades -cajas de ahorros- que necesitarían recapitalización según las pruebas de solvencia, pero para el Banco de España no haría falta porque actualmente superan el 4% legal de Tier 1, aunque estén por debajo del 6% que se ha utilizado como referencia en este ejercicio.

Además recordó que no habría problemas en caso de una necesaria recapitalización, ya que hoy mismo la Comisión Europea ha permitido la ampliación del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), y también podrían acudir al mercado, gracias a la reforma de la ley de cajas.

En cualquier caso explicó que el supervisor se reunirá con las cuatroentidades que no han superado la prueba para ver si necesitan nuevosrecursos y, en caso de ser así, deberían buscar esa recapitalizaciónantes de que acabe el año.

Recordó no obstante que alguna de estas agrupaciones "ya se haadelantado", en alusión a Banca Cívica, que está en conversaciones conun fondo americano para obtener más capital del que según estos testnecesitaría.

Aunque en el conjunto del análisis europeo cinco de las siete entidadesque no han pasado la prueba son españolas, Fernández Ordóñez advirtióde que no se pueden hacer comparaciones, dado que éste ha sido el únicopaís que ha sometido a examen a todo su sistema, mientras otros paíseshan decidido la opción que daba el supervisor europeo, de examinar comomínimo a la mitad de su sector.

En su balance de las pruebas de estrés publicadas el Gobernador ha destacado la ambición y amplitud del proceso realizado en España, en el que el 95% de las entidades ha sido examinado,dato que se contrapone con el porcentaje examinado en el resto depaíses europeos, del 50%.

"Nosotros estamos dando todos (los datos del sistema) y no se sabe loque está pasando con otros países que no dan todos los datos", señalóel gobernador, para quien la elección española ha sido la acertada,porque "cuando hay dudas sobre un sistema financiero, hay que ser transparentes. Por eso lo hemos hecho".

Aunque admitió que muchas informaciones destacarán el hecho de queEspaña es el país con mayor número de entidades que no han pasado eltest, aseguró que él cree en los mercados, y siempre parte de la basede que "la gente no es tonta".

Por eso insistió en que los mercados se van a dar cuenta de que labanca española en general "está bastante por encima del 6% en unescenario de estrés y que "las grandes instituciones, que son las queimportan, están absolutamente por encima".

Subrayó además que las entidades que no han pasado la prueba "no soncajas con problemas", y todas tienen un proyecto de integraciónaprobado por el Banco de España.

Las pruebas, prosiguió, son una "importante pieza" más de este proceso para conseguir recuperar la confianza de los mercados, que se había perdido por las dudas sobre la economía española y sobre las entidades financieras del país.

En su opinión, tanto los test de solvencia como la reestructuración financiera y los cambios en política económica que el Banco de España han venido reclamando en los últimos meses, con reformas como la laboral o de pensiones, harán posible recuperar dicha confianza, necesaria porque "las entidades españolas funcionan mejor cuando funcionan los mercados; y esto ya ha empezado a ocurrir".

Recordó en cualquier caso que "en la economiatodavia no está habiendo demanda de crédito, pero cuando crezca tieneque haber entidades sólidas que puedan prestar".

En su exposición, Fernández Ordóñez destacó el esfuerzo conjunto que se ha hecho en Europa para llevar adelante estas pruebas de solvencia incluso antes de que se haya creado la autoridad de supervisión europea ya que el coordinador de estas pruebas, recordó, ha sido el Comité Europeo de Supervisión Bancaria.

Preguntado por la reacción que tendrán los mercados el lunes, el gobernador se mostró convencido de que la publicación de estas pruebas tendrá efectos positivos porque todo el mundo tendrá absolutamente todos los datos, entidad por entidad, que confirmarán lo que el supervisor llevaba "mucho tiempo diciendo, que el sistema bancario es sólido".

Alcance del deterioro

El Banco de España cifra los "hipotéticos deterioros" de activos que se producirían en el escenario adverso que plantean las pruebas de estrés en 207.473 millones de euros, lo que representaría el 7,3% de la cartera para el conjunto de las entidades consideradas (9,5% en el caso de las cajas).

Ahora bien, según el banco emisor, las entidades españolas muestran en este ejercicio una "notable capacidad" para absorber ese deterioro potencial debido, en primer lugar, a los sustanciales saneamientos que han hecho durante los dos últimos años, ya que sus provisiones acumuladas permitirían absorber un 34% de ese deterioro bruto.

Además, a través de la generación de ingresos absorberían otro 48% (incluso asumiendo una severa reducción en su margen de explotación medio respecto a 2009), gracias a un modelo de negocio que genera ingresos "más estables y predecibles" que otros modelos de banca.

A esto se le une el hecho de que, durante 2008 y 2009, las entidades reforzaron su capital emitiendo recursos propios y capitalizando beneficios, mientras que las cajas de ahorros han llevado a cabo un "importante proceso" de reestructuración en los últimos meses a través de integraciones, lo que también ayuda a aliviar las necesidades de capital.

Según la institución dirigida por Miguel Ángel Fernández Ordóñez, los resultados de las pruebas justifican el proceso de reestructuración y recapitalización de las cajas de ahorros desarrollado durante los últimos doce meses, que ha supuesto el compromiso de inyectar recursos por valor de 14.358 millones de euros por parte del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) y del Fondo de Garantía de Depósitos.

En su opinión, la publicación de las pruebas supone un ejercicio de "máxima transparencia" al cubrir el total de las cajas de ahorros y de los bancos españoles cotizados, al tiempo que aporta información adicional detallada para las diferentes carteras y, en particular, la de crédito sobre actividades inmobiliarias, así como las ayudas públicas comprometidas antes de la realización de las pruebas de resistencia.

Los resultados muestran que en el escenario macroeconómico adverso, con un descenso acumulado del PIB del 2,6% en 2010 y 2011, la inmensa mayoría de las 27 entidades y grupos españoles analizados superan el nivel objetivo de capital acordado por el Comité de Supervisores Bancarios Europeos (CEBS) (6% de capital Tier1, que representa el 50% más que el mínimo exigido por la normativa internacional).

Aún así, la entidad dirigida por Miguel Ángel Fernández Ordóñez recuerda que las pruebas se han realizado a partir de ciertos supuestos simplificados y "muy poco probables", por lo que las variables de los escenarios de referencia sirven solo a efectos comparativos y "en ningún caso" deben ser entendidas como una previsión o estimación "razonable" ni de la evolución de la economía ni de los resultados y recursos propios de las entidades.

En este sentido, explica que las pruebas de estrés analizan hasta qué punto las entidades son capaces de afrontar un escenario macroeconómico "extraordinariamente adverso" en un periodo de tiempo determinado y recuerda que el objetivo del ejercicio es evaluar la resistencia global del sector bancario europeo y la capacidad de los bancos de absorber posibles 'shocks' relacionados con sus riesgos de crédito y de mercado, incluidos los riegos de la deuda soberana.

"Un valor inestimable"

Según el Banco de España, este ejercicio europeo tiene un "valor inestimable", ya que es la primera vez que se realiza un esfuerzo conjunto de publicación de información de esta naturaleza, involucrando a las distintas instituciones supervisoras y políticas europeas.

Además, afirma que en el caso español se ha aprovechado la realización de estas pruebas para hacer un esfuerzo adicional de transparencia que pretende aportar una mejor información al mercado y que debe tener continuidad, para lo que se ha instado a las entidades a que transmitan al mercado más información relevante y de calidad.

Finalmente, señala que la reestructuración y recapitalización de las cajas ha supuesto la aportación al sector de cajas de aproximadamente un 1% del PIB en recursos públicos por parte del FROB, cantidades que tendrán que devolverse en un plazo de cinco años con los intereses correspondientes. La reforma de la ley de cajas supone que, en el futuro, deban ser las propias cajas las que obtengan capital en el mercado sin necesidad de contribuciones del erario público.