Frente a una estimación del 3%

Goldman Sachs reduce al 2% la expansión econónica de EE UU

El auge de las importaciones y la disminución del gasto de los consumidores redujeron el crecimiento económico de Estados Unidos en el segundo trimestre, según los economistas de Goldman Sachs.

La mayor economía del mundo creció a un ritmo anual de 2% de abril a junio, frente a una estimación anterior del 3%, según los cálculos corregidos por los economistas de Goldman. Los pronósticos para el segundo semestre del año permanecieron en un promedio de 1,5%, a la expectativa de la revisión gubernamental anual del producto interior bruto que se conocerá el 30 de julio.

"Para entonces podríamos tener que hacer correcciones a la baja, a juzgar por las graves decepciones de las últimas semanas", señala Ed McKelvey, economista de Goldman Sachs en Nueva York. "Aunque puede concebirse que la desaceleración resultará fugaz, varios factores sugieren fuertemente lo contrario", añade.

Entre los factores que afectarán el crecimiento en el segundo semestre están la pérdida del estímulo fiscal y el reabastecimiento de existencias, la excesiva oferta de viviendas, las limitaciones presupuestarias estatales y locales, la falta de crédito y los débiles avances del empleo, dice McKelvey.

El descenso de los pronósticos de crecimiento por parte de Goldman Sachs sucede a otras reducciones semejantes realizadas por economistas de JPMorgan y UBS Securities.