Bolsa de Nueva York

Wall Street se aferra al buen presentimiento que desprenden los resultados empresariales

¿El empuje de los resultados empresariales o la cautela que aconsejan las referencias macro? El debate favoreció los vaivenes del parqué neoyorquino este lunes. El Dow Jones acabó obviando los nubarrones que amenazan la evolución económica para ganar un 0,56%, hasta los 10.154 puntos.

El S&P 500 subió un 0,60%, alcanzando los 1.071 puntos, mientras el tecnológico Nasdaq anotó el mayor incremento de los tres selectivos: un 0,88% (2.198 puntos).

Después del brusco retroceso del viernes, la Bolsa de Nueva York arrancaba la semana con unos ánimos renovados. Los resultados trimestrales de la juguetera Hasbro y de la petrolera Halliburton ayudaban a generar las expectativas alcistas en el mercado de valores.

Así, el fabricante estadounidense de juguetes Hasbro -con productos como Playskool, Pequeño Pony o Transformers, en su catálogo-, obtuvo en entre abril y junio de 2010 un beneficio neto de 43,6 millones de dólares (33,6 millones de euros), lo que representa un 11% más que en el mismo periodo del ejercicio anterior, cuando ganó 39,2 millones de dólares (30,2 millones de euros).

DOW JONES 25.413,22 0,49%

También la contratista de servicios petroleros Halliburton registró un fuerte incremento -del 83,2%- en su beneficio atribuido durante el segundo trimestre un beneficio. Hasta 480 millones de dólares (370 millones de euros), frente a los 262 millones de dólares (202 millones de euros) que ganó en el mismo lapso de 2009.

Aunque estos balances llamaban al optimismo y alentaban las ganancias en Wall Street, no tardaron en aparecer los fantasmas de la desaceleración económica. Una vez más, envueltos en referencias macroeconómicas que trazan unas perspectivas de recuperación menos halagüeñas de lo que cabría concebir atendiendo exclusivamente al apartado empresarial.

El índice NAHB , que publica la Asociación Nacional de Constructores, registró en julio un fuerte descenso de la actividad inmobiliaria en Estados Unidos, cayendo hasta los 14 puntos, desde los 16 puntos del dato revisado del mes anterior.

Después de expirar el plazo del programa del Gobierno para el estímulo fiscal a la compra de vivienda, el sector inmobiliario parece desvanecerse. "Muchas de las ventas que podrían haberse producido este verano probablemente se adelantaron para ceñirse a la fecha límite de las ayudas", subrayó el presidente de NAHB, Bob Jones. Por si esto fuera poco, el directivo añadía que los consumidores continúan remisos a adquirir viviendas por la incertidumbre de la economía y del empleo.

Precisamente hoy, Goldman Sachs también arrojaba interrogantes alrededor de la fortaleza con la que evoluciona la economía de Estados Unidos. Según sus cálculos, ésta creció a un ritmo anual de 2% de abril a junio, frente a una estimación anterior del 3%. El avance para el segundo semestre de 2010 permanece alrededor del 1,5%, a la expectativa de la revisión gubernamental anual del producto interior bruto (PIB) que se publicará el 30 de julio.

El auge en el volumen de las importaciones y el recorte del gasto de los consumidores fueron los factores que contribuyeron a reducir el crecimiento económico de Estados Unidos en este segundo trimestre, según Goldman Sachs.

Ambas noticias atraían la cautela a la Bolsa de Nueva York, que deshacía posiciones para quedar en plano durante buena parte de la jornada. No obstante, al cierre de la jornada, el parqué neoyorquino superaba los recelos y volvía a ganar terreno. Tal vez, alentado de nuevo por los resultados corporativos. Esta vez por los de Delta Airlines, que anota de abril a junio su mayor ganancia trimestral en una década.

La aerolínea abandona las pérdidas registradas en el mismo plazo de 2009 para conseguir un beneficio neto de 467 millones de dólares. Además, la facturación de la compañía mejoró en el segundo trimestre un 17% respecto al año anterior.

Vencedores y vencidos

Dentro del selectivo Dow Jones, con los treinta valores de referencia, el mejor valor fue Intel, con un incremento del 2,67%; le acompañaron en el podio Boeing (+2,00%) y Caterpillar (+1,53%).

Por el contrario, Bank of America perdió un 2,58% convirtiéndose en el peor del día. Wal-Mart (-0,42%) y Coca-Cola (-0,38%) cerraron el grupo de cola.

Respecto a las materias primas, el barril de crudo de Texas subió este lunes un 0,69% para interrumpir tres sesiones consecutivas de caídas. Cierra, así, a 76,54 dólares en un día en el que el dólar se debilita ante el euro.

Por la divisa europea se pagaban 1,2956 dólares al término de la sesión bursátil, frente a los 1,2907 dólares de la jornada anterior.