Cierre de sesión

La subasta de Grecia sirve de trampolín al Ibex

Aunque parezca que el viento sopla en contra, hay que saber esperar. La Bolsa española ha aplicado hoy esta máxima al pie de la letra. El Ibex ha ignorado el recorte del rating de Portugal y se ha apoyado en el éxito de la subasta de Grecia para recuperar la senda alcista. Al cierre, ha sumado un 2% que le ha situado en los 10.259 puntos. (Ver gráfico detallado del Ibex 35)

Por primera vez en mucho tiempo, parece que la Bolsa se está acostumbrando a poner la otra mejilla cuando llegan malas noticias. Y últimamente, al menos, le está funcionando bastante bien. Esta mañana, el recorte de la calificación crediticia a Portugal por parte de Moody's podría haberse entendido de la peor manera. Pero no ha sido así y la rebaja, que según la agencia de calificación se ha producido ante el incremento de la deuda y la debilidad de las perspectivas de crecimiento económico, ha caído en saco roto.

En este contexto, las buenas noticias no han tardado en aparecer. Grecia ha colocado hoy 1.625 millones de euros en títulos de deuda pública a 26 semanas, por encima de los 1.250 millones que esperaba obtener, a un interés del 4,65%. Los inversores han interpretado esta subasta, la primera que se realiza tras recibir en mayo el primer tramo del plan de rescate pactado entre la UE y el FMI, como un síntoma de confianza en las economías periféricas de la zona euro.

Y la confianza no ha tardado en traducirse en compras. El Ibex ha conseguido recuperar la senda alcista que abandonó ayer y ha cerrado con un ascenso del 2% que le ha situado en los 10.259 puntos. En el resto de Europa, los números verdes también han campado a sus anchas en los parqués.

OHL 1,12 -0,97%
IBEX 35 10.022,20 0,66%

Pero ha habido más factores alentadores. El buen tono del comienzo de la temporada de presentación de resultados en Estados Unidos gracias a las cuentas de Alcoa y las estimaciones de Standard & Poor's, que señalado que considera que, aunque lentamente, todo el mundo se está recuperando de la mayor recesión global desde la II Guerra Mundial, también han propiciado el buen tono de las Bolsas. El Ecofin, por su parte, ha pedido a España que concrete un ajuste del 1,75% del PIB en 2011.

El frente macroeconómico da la espalda

En la otra cara de la moneda, el frente macroeconómico se ha convertido hoy en el verdugo. El déficit comercial de Estados Unidos ha crecido un 4,8% en mayo, mientras que en Alemania, el Zew de confianza económica ha caído en julio a su nivel más bajo en 15 meses.

Francisco López Ollé, analista de X-Trade Brokers, explica que desde su punto de vista no ha mejorado la situación económica. "Los datos macroeconómicos en EE UU continúan alejando más una efectiva recuperación económica y acercando una recaída de la primera economía del mundo, el sector laboral mantiene los datos de actividad y consumo muy debilitados y no parece que de muestras de mejora. La situación en Europa tampoco es mucho mejor, los países de la periferia europea se esfuerzan por mantener unos desorbitados déficits bajo control mediante políticas de austeridad que ralentizarán la recuperación económica, la liquidez lejos de fluir con normalidad, amenaza con estrangular los ya deteriorados balances de los bancos y los datos macro a este lado del Atlántico tampoco despejan demasiadas dudas sobre la recuperación", explica.

En el mercado español, dos constructoras se han situado en la parte alta de la tabla. OHL se ha apuntado un 4,15% y Ferrovial ha avanzado un 3,13%. Grifols, por su parte, ha recuperado un 1,25% a pesar de que Kepler ha recortado su recomendación a mantener desde comprar. Entre los números rojos, Ebro Puleva ha sido el valor más vendido con un descenso del 0,8% en el precio de sus títulos.

En el mercado de divisas, el euro se cambia a 1,2729 dólares, mientras que, en el de deuda, el diferencial del bono español a 10 años con el alemán al mismo plazo se ha colocado en 199 puntos básicos.