La batalla energética

La industria eólica estudia los efectos que tendría un recorte de primas del 30%

La industria eólica estaba cerca de cerrar un acuerdo sobre su nuevo marco retributivo antes de que Industria acordara pactar con el PP por la energía. Entre las líneas de trabajo sobre la mesa está un recorte de las primas de alrededor de un 30%.

Todo está en revisión ante el nuevo entorno que abre el posible pacto por la energía entre el Ministerio de Industria y el Partido Popular, anunciado la semana pasada y cuya primera reunión de trabajo se celebró ayer. Aun así, hasta ese momento la industria eólica estaba cerca de cerrar un acuerdo con el Gobierno por su futuro marco retributivo y ese principio de pacto incluía un recorte de las primas a las instalaciones del 30%, según señalan fuentes del sector.

En este sentido, estaría por ver si Industria decide llevar estas líneas generales a la negociación tal y como se habían hablado con el sector eólico y cuándo entrarán en las reuniones. Ayer, el ministro Miguel Sebastián indicó, a la salida de su reunión con el portavoz de Economía, Cristóbal Montoro, que los negociadores trabajan en un documento de pacto y que lo que trasladarán al Congreso será el mix energético para los próximos años, en el que se definirá, entre otros aspectos, el "peso irrenunciable" de las renovables, según recogía Europa Press. No dieron más detalles.

Fuentes del sector apuntan, sin embargo, que en este principio de acuerdo estaría una reducción de primas para las instalaciones de alrededor del 30%. Además, como ya se comenta desde hace días entre las empresas, los parques contarán con una limitación de horas subvencionadas anuales, que ronda, según estas primeras informaciones, las 2.350 horas el primer año. La media de producción eólica en 2009 ha sido superior a las 2.100 horas.

Un aspecto novedoso que estaría incluido en este principio de acuerdo sería "algún tipo de control administrativo sobre los cambios de titularidad en las plantas eólicas durante los primeros años para evitar la especulación", añadieron las mismas fuentes sectoriales si bien no se pudo precisar si el control lo realizaría la Comisión Nacional de la Energía, algún órgano gubernamental o desde las comunidades autónomas.

Como contrapartida, se habla de la posibilidad de que exista un cupo de megavatios para parques de carácter experimental que tenga derecho a cobrar la retribución correspondiente a la actual normativa, el Real Decreto 661/2007. Desde la patronal AEE se quejaban desde hace meses del hecho de que, al estar repartida la potencia en cupos hasta 2013, no cabía la posibilidad de montar estas instalaciones para investigación.

Las españolas instalan fuera más de 9.000 MW

Según los datos del anuario Eólica 2010, publicado por la Asociación Empresarial Eólica (AEE), las compañías españolas han instalado ya unos 9.210 megavatios (MW) de potencia eólica fuera de España. En 2009, la capacidad instalada de las empresas en el exterior creció en 1.200 MW, repartidos en 17 países. El principal receptor de instalaciones españolas es EE UU, donde se acumula más del 40% de la potencia instalada fuera de las fronteras. Le siguen Portugal, Alemania y Grecia.

En cuanto a los fabricantes de aerogeneradores, en 2009 se instalaron 1.191 MW en siete países fuera de España con su tecnología. Según AEE, en el primer semestre se han instalado en España sólo 400 MW.