Propuesta a las patronales

El Gobierno presenta un recorte de las primas del 30% para las fotovoltaicas en marcha

Las asociaciones fotovoltaicas han confirmado, tras la reunión mantenida con Industria, que el Gobierno piensa recortar la retribución de las instalaciones solares en marcha alrededor de un 30%. Supone el cumplimiento de uno de los mayores temores del sector, que las primas se revisaran de modo retroactivo.

El 90% de las 50.000 instalaciones en marcha en España sufrirán estos recortes puesto que están sujetas al régimen retributivo del Real Decreto 661/2007. Afecta a cerca de 3.000 MW solares fotovoltaicos, de los 3.600 MW que hay en funcionamiento aproximadamente en España.

Según explican, la justificación de Industria a este ajuste está en que las plantas solares han producido un 30% más en horas de lo que estaba previsto. "Nos han dicho que han producido durante 2.000 horas durante el año 2009 y lo que estaba previsto eran 1.300 horas. Como han funcionado un 30% más, hay que recortar en un 30%", aseguran desde las asociaciones. Esta cuestión de las horas de producción por encima de lo previsto también ha justificado que descienda el objetivo de potencia fotovoltaica instalada para 2020, según consta en el Plan de Acción Nacional de Energías Renovables. En el mix energético presentado por el ministerio de Industria a los partidos políticos en los llamados Pactos de Zurbano, se establecía una potencia solar objetivo de 15.685 MW mientras que en el Paner 2011-2020 cuenta con 13.445 MW. En ambas se establece que los gigavatios/hora que se producirán con estas energías serán 29.669.

Además, según le ha dicho Industria a las asociaciones, "estos ajustes están hablados con los bancos, que han dado el visto bueno". "Por supuesto, las tres asociaciones hemos rechazado tajantemente este plan", afirman. El plan no estaría cerrado del todo y el ministerio ha dado 48 horas más a los representantes de las empresas para negociar.

Las patronales afirman estar "indignadas" puesto que el ajuste supone "un duro varapalo al sector" pese a que desde Industria se sigue afirmando que "apoyan a la energía solar fotovoltaica".

Pero el problema no sólo lo tiene la fotovoltaica. Con esta iniciativa, Industria demuestra que puede ajustar las primas de modo retroactivo para todas las tecnologías, para las que también se está negociando el marco regulatorio. Distintas fuentes señalan que en el caso de la energía eólica, el ajuste sería más leve, sólo para demostrar que todas han de apretarse el cinturón y rondaría entre el 5% y el 10%.