Tras la reunión del CAT

Amadeus tendrá que esperar: El Ibex mantiene su composición

En contra de que lo que se venía especulando en los últimos días, finalmente el Comité Asesor Técnico del Ibex (CAT) no ha modificado la composición del selectivo qur agrupa a los 35 valores más líquidos de la Bolsa española.

En contra de que lo que se venía especulando en los últimos días, finalmente el Comité Asesor Técnico del Ibex (CAT) no ha modificado la composición del selectivo que agrupa a los 35 valores más líquidos de la Bolsa española.

Algunos analistas pensaban que Amadeus podía ser uno de los nuevos valores en incorporarse al índice con la salida de Banesto o Sacyr Vallehermoso. La central de reservas regresó el pasado 29 de abril al parqué tras cinco años de ausencia, en la que fue la primera salida al mercado continuo desde que en julio de 2008 empezaran a cotizar las cuotas participativas de la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM). A pesar de ser una de las opciones, los analistas no estaban del todo convencidos teniendo en cuenta que el valor lleva poco tiempo en Bolsa.

Desde su regreso al mercado los títulos de la central de reservas se han revalorizado el 13,3%, con lo que su capitalización bursátil se eleva a 5.486 millones de euros.

La más firme candidata a abandonar el índice era Sacyr, que ha perdido en lo que va de año el 53,05% de su capitalización que se eleva a 1.145 millones de euros. Algo menos abultado es el descenso experimentado este año por Banesto, del 24,06%, lo que se sitúa el capital que tiene en bolsa en 4.338 millones de euros.

En su reunión de diciembre, el Comité Técnico decidió que fuera Ebro Puleva la compañía elegida para cubrir la vacante que dejó Cintra, tras acometer su fusión con Ferrovial.

El Comité Asesor Técnico del Ibex se reúne cada tres meses -en enero, marzo, junio y septiembre- para decidir las nuevas incorporaciones al índice, para lo que tiene en cuenta factores como la capitalización de la compañía o su volumen de negocio.

El motivo de los cambios radica en que los valores que integran los índices están sometidos a constantes cambios que pueden afectar a la replicabilidad del indicador.

En la revisión de la composición del Ibex 35 no existe un número mínimo ni máximo de cambios a realizar respecto al periodo anterior, pero se puede hacer tantas variaciones como sea pertinente o ninguna, según sean los resultados de la medición de liquidez.

En la historia del índice se han llegado a variar hasta 5 valores en una revisión, y en numerosas ocasiones no se ha realizado modificación alguna.