Las cuentas del gigante de la moda

Inditex esquiva la crisis y eleva un 63% su beneficio

Inditex sobrevuela la crisis sin sentir sus efectos. En el primer trimestre, su beneficio ha crecido un 63% (301 millones) y sus ventas un 14% (2.665 millones), pero también aumentan sus gastos, que han repuntado un 11%. Pablo Isla salió ayer en defensa de la economía española, por la que siente "gran confianza".

Una tienda de Zara
Una tienda de Zara

Como si la crisis fuese una ilusión óptica que no se percibe. O un mosquito que molesta sin hacer excesivo daño. Así se está comportando Inditex en los últimos meses. No sólo es inmune al efecto de la crisis, sino que además parece reforzarse en un contexto macroeconómico más que complicado.

La multinacional gallega cerró el primer trimestre del año con un beneficio neto de 301 millones de euros. Una cifra especialmente significativa si se compara con la obtenida en el mismo periodo de 2009: 184 millones de euros. Es decir, gana un 63% más.

La evolución de sus ingresos, aunque también es positiva, avanza a un ritmo mucho menor. Entre el 1 de marzo y el 31 de mayo, las ventas de la multinacional repuntaron un 14% y se sitúan en 2.665 millones de euros. Si se amplía este periodo de tiempo hasta el pasado 7 de junio, el incremento de los ingresos (a tipo de cambio constante) es del 13%.

INDITEX 26,43 0,53%

El consejero delegado de Inditex, Pablo Isla destacaba ayer durante una conferencia con analistas la "fuerte generación de caja del grupo" y cómo la expansión internacional se ha convertido en uno de los principales ejes de crecimiento de la propietaria de Oysho, Pull & Bear y Massimo Dutti.

Inditex ya adelantó el pasado marzo que su objetivo para este año era abrir entre 365 y 428 locales. De ellos, el 95% estará fuera de España. Pablo Isla aseguraba ayer que el grupo está cumpliendo esta meta, que va a elevar su inversión en 2010 hasta los 570 millones de euros.

Hace tiempo que Inditex puso su punto de mira fuera de su país de origen, pese a que éste aún representa cerca del 30% de sus ingresos.

El grupo de moda no desveló ayer datos concretos sobre la evolución de cada una de sus cadenas. Tan sólo apuntó que Oysho y Zara Home presentan la evolución más positiva, mientras que Pull & Bear y Stradivarius representan la otra cara de la moneda. Pero tampoco desgrana la evolución de su negocio por países. Aunque, en esta ocasión, Pablo Isla sí que lanzó un mensaje de optimismo respecto al mercado español. "La realidad de España es mejor que la percepción que usted pueda tener", respondía Isla a un analista financiero que mostró su preocupación por el impacto en Inditex de la situación económica doméstica.

En este sentido, recalcó que siente "gran confianza en la dinamización de la economía española". Pero ni una palabra sobre si su rentabilidad se está viendo dañada en su país de origen.

Sin embargo, Inditex sí asume que en los últimos tres meses ha visto cómo se incrementa su partida de gastos operativos. En concreto, durante el primer trimestre de su ejercicio fiscal han subido un 11%, situándose en 1.030 millones, pese a permanecer bajo "estricto control". Detrás de este repunte, según reconocía Isla en la conferencia con analistas, está el incremento de los costes de sus inmuebles, así como el impacto de los tipos de cambio.

El máximo responsable ejecutivo de Inditex quiso, sin embargo, destacar la solidez de caja de la compañía de distribución. Según los datos presentados ayer, a 31 de mayo, Inditex tenía en la partida de caja y equivalentes 2.472 millones de euros, frente a los 1.140 millones que registraba al cierre del primer trimestre de 2009. Además, contabiliza un significativo recorte de su deuda financiera corriente, que se reduce desde los 261 millones, hasta 33. Mientras, la deuda financiera no corriente cae desde siete hasta cinco millones.

Inditex también pone de relieve que, "como consecuencia de su modelo de negocio", su fondo de maniobra es negativo. En concreto, al final del trimestre éste triplicaba al del ejercicio anterior. A 31 de mayo de 2009 se situaba en 307 millones y, este año, ronda los 1.013 millones de euros. Así, sus existencias se sitúan en 1.000 millones y sus deudas en 465 millones, pero sus acreedores corrientes se elevan a 2.478 millones de euros, partida que crece un 28% en sólo un año.

En cuanto a su estrategia de aprovisionamiento, Pablo Isla resaltó durante su presentación que el grupo va a mantener el mismo esquema que hasta ahora.

Aproximadamente la mitad de los artículos que comercializa Inditex se fabrican en Europa, mientras que un 15% se produce en Turquía y el 35% restante en China. Un esquema que, según la compañía, le permite abastecer sus establecimientos en menor tiempo posible y, al tener gran parte de su producción concentrada en la zona euro, ser más inmune al vaivén de los tipos de cambio.

Sobre las tiendas incorporadas durante el primer trimestre, Inditex contabiliza 98 aperturas netas (tres más que el año anterior). De ellas 23 correspondieron a Zara. Su buque insignia es -y continuará siendo- el eje de crecimiento de la compañía presidida por Amancio Ortega. Por ejemplo, éste es el vehículo que Inditex ha empleado para desembarcar en India.

El segundo país más poblado del mundo va camino de convertirse en una de sus referencias en el mercado asiático, donde va de la mano de su socio en India, el gigante local Tata. Inditex acaba de abrirse paso en este país a través de sendas tiendas en Nueva Delhi y Bombay. Su objetivo para el próximo año es seguir ampliando su presencia en estas dos ciudades, a las que se sumarán Bangalore y Pune.

Inditex acelera así su crecimiento en India, que hasta ahora era el único de los gigantes asiáticos donde no estaba presente. Un elemento indispensable, si quiere lograr que el 20% de sus ingresos proceda de Asia en sólo dos años. A cierre de 2009, superaba ligeramente el 12%. Isla no dio más detalles sobre sus planes para los próximos meses. Señaló que más del 60% de las nuevas tiendas se abrirán en la segunda mitad del año y que el grupo está renovando la imagen de dos de sus cadenas: Zara Home y Oysho. Esta última ha comenzado su rediseño en el local del barcelonés Paseo de Gracia.

Zara debutará en internet el 2 de septiembre

A la vuelta del verano, Zara abrirá las puertas de su tienda virtual. El grupo gallego anunció ayer, tras meses de especulaciones, cuándo será el pistoletazo de salida a su venta online: el 2 de septiembre. Como ya había adelantado Inditex hace meses, será un desembarco progresivo. En una primera fase, la web sólo estará en marcha en sus principales mercados europeos: España, Portugal, Francia, Reino Unido, Italia y Alemania. Y sólo tardará unos meses en dar el salto a otros países, que se irán seleccionando cuidadosamente, según explicaba Isla.

Dentro del mercado había voces que se preguntaban por qué Zara no desembarca desde el primer momento en EE UU. Finalmente lo hará a lo largo de 2011, según confirmó ayer Isla. Es decir, cuando ya esté testado el formato online. Aunque el consejero delegado de Inditex no dio excesivos detalles sobre cómo será la futura web, sí que explicó que tratará de replicar la experiencia de compra de sus tiendas y que en ella se vendarán todos los productos de temporada.

Pablo Isla apuntó que el grupo no prevé "una canibalización" de las ventas físicas, sino que la web será complementaria. Sin embargo, sí que asumió que registrará más devoluciones que en las tiendas físicas. Eso sí, reconoció que ya tiene un alto porcentaje de devoluciones, porque muchos clientes compran artículos, se los prueban en casa y luego los devuelven. "Seremos capaces de gestionarlo, no nos preocupa", apuntó.

En cuanto al resto de las cadenas del grupo, Isla adelantó que no contarán con tiendas virtuales hasta dentro de dos años. El desembarco de las textiles en la web está siendo pausado. Mango, está presente desde hace años, pero H&M sólo está en determinados mercados europeos. Mientras, en España, El Corte Inglés, acaba de renovar su web de moda.

Acelera el paso frente a sus rivales

-Inditex está más que satisfecha con su resultado. En parte porque su ritmo de ventas es mejor que el de su principal rival: H&M. El grupo sueco incrementó sus ingresos un 6,6% en el primer trimestre de su ejercicio fiscal, pero este periodo es diferente al de Inditex, ya que abarca del 1 de diciembre al 28 de febrero, es decir, el último trimestre del ejercicio 2009 de la española. En ese tiempo, H&M ingresó cerca de 2.579 millones de euros.

-Pero el grupo sueco es más rentable en cuanto al beneficio que en español. En su primer trimestre fiscal H&M ganó 388 millones de euros, frente a los 301 millones que ha contabilizado Inditex.

-Más allá de los dos gigantes europeos, el tercer gran nombre mundial de la distribución de moda es la estadounidense GAP, que registra unos ingresos trimestrales de 3.329 millones de dólares (unos 2.780 millones de euros), superando a H&M e Inditex. Sin embargo, su beneficio es significativamente menor, de 252,3 millones de euros.

-Más negativa es la situación de Abercrombie & Fitch, que llegará a España en 2011. En el primer trimestre perdió 9,8 millones de euros, pese a que sus ventas han repuntado un 14% frente al año anterior.

Nuevos consejeros

Inditex ha renovado su consejo de administración con la incorporación de Nils S. Andersen, consejero delegado A. P. Moller-Maersk, la mayor empresa de transporte de contenedores del mundo; y de Emilio Saracho Rodríguez, miembro del comité ejecutivo de JPMorgan.