Por parte de activistas radicales

Refuerzan la seguridad en torno a la esposa del jefe de BP por amenazas

La policía británica ha reforzado la seguridad en torno a la esposa del consejero delegado de BP, Tony Hayward, después de que la familia recibiese amenazas por el vertido de petróleo en el Golfo de México.

La esposa de Hayward, Maureen, ha sido blanco de amenazas, según declaró hoy ella misma a la prensa británica, por parte de activistas radicales.

"Algunos miembros de mi familia han recibido llamadas telefónicas desagradables y también nos han llegado cartas de algunos grupos. Tony (Hayward) está fuera (en EEUU), a miles de kilómetros distancia y es intranquilizador", explicó Maureen.

Según fuentes de la policía británica, hay una operación en marcha para proteger el domicilio familiar, al que sólo se puede acceder por una carretera privada.

Hayward, de 53 años, ha sido criticado por su gestión de la crisis originada por el derrame de petróleo y por haber minimizado las consecuencias para el medio ambiente de esa catástrofe.